Juan Antonio Tinte
Domingo, 30 de junio de 2013

Ángel de la Peña: Categorías del pensamiento pictórico, en el Luxury Purple Club de Madrid

[Img #14468]Los tratamientos de la materia sobre el lienzo, aunque nos empeñemos, no son una caligrafía ordenada alcanzada en la práctica de una ejecución repetida que tiene su argumento en características destiladas. El tratamiento es la adaptación rigurosa, el modo, la voz, la manera en cómo se dicen las cosas, convirtiendo la causa en estética y la estética en causa fundamental y sentido ético articulado en imagen.

Así, Ángel de la Peña transita por el universo de la pintura; diciendo y argumentando un ideario que mucho tiene que ver con la estética, no a modo de ornato deleitoso, sino como vertebración de un razonamiento que convierte y lleva al terreno de la visualización su propio compromiso que urde sintonías y estados de elevado simbolismo en las grafías de su argumentario.
 
En efecto, Ángel de la Peña, es creador de extraordinaria factura en los métodos que emplea, cimentador de sonidos en formas y colores que revelan una estudiada comprensión con el ánimo de facultarse y ofrecer sensaciones depuradas, como quien fragua civilizaciones descubiertas en las huellas. Y es que el autor atesora un particular y más que reconocido discurso abierto al mundo en exposiciones realizadas tanto en España como en Asia, Europa y Estados Unidos, habilitándole para ser situado como un artista que en esa caverna figurada del estudio, ha girado la mirada negándose a ver sólo las sombras. Su obra es luz y color a raudales, ideas en sí mismas con la capacidad de embellecer en tanto que, sin negarse –sin negar jamás su discurso- reinventa estructuras y gravitaciones de herencia ignota y, sin embargo, tan remotas como contemporáneas, tan ancestrales como elevadas y tan razonadas como innatas.

Y es que las estructuras de Ángel de la Peña, que ahora presenta una importante selección de piezas en el Luxury Purple Club de Madrid, resultan a la mirada una relectura de la pintura como eje vertebrador de impacto a la observación. La arquitectura de sus obras trasciende al entendimiento para quedarse, estableciendo un universo de relaciones emocionales propias de la pintura; del ejercicio de pintor y pensamiento fajado en el trabajo de la infinita ecuación entre el plano, la forma y el color asentando la voz propia y esa particular iluminación tan suya enhebrada desde el conocimiento de la tradición hacia el lugar donde se revela la imagen contemporánea, asomando desde lo vivo de la quietud.

Luxury Purple Club (Madrid). Hasta el 27 de Julio de 2013

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress