Domingo, 24 de enero de 2010
Exposición producida por la Fundación Telefónica

"Marín. Fotografía 1908-1940", en el Museo de Pontevedra

Enviar por email
[Img #1789]El Museo de Pontevedra acoge la exposición "Marín. Fotografía 1908-1940", producida por la Fundación Telefónica con una selección de los archivos donados por los descendientes del fotógrafo Luis Ramón Marín (1884-1944) a la Fundación Pablo Iglesias, tras la restauración documental llevada a cabo por expertos del Archivo Histórico de la Telefónica, y la investigación llevada a cabo por los comisarios de la muestra, Rafael Levenfeld y Valentín Vallhonrat, en la ocasión con unas 250 fotografías que ponen imagen a un largo trecho de la primera mitad del siglo XX.

En la muestra, las fotografías aparecen agrupadas por temas. Los trabajos realizados para la Telefónica tienen una especial importancia, ya Marín fue el fotógrafo que mayor número de imágenes aportó sobre la implantación de la telefonía en nuestro país, documentando un avance tecnológico que, al ampliar las comunicaciones, propició una mayor interrelación y posibilidades al progreso económico y social; y ello se siente ante la fotografía del autogiro de Juan de la Cierva em vuelo.

La realeza también tiene un marcado protagonismo, no sólo en instantáneas informativas, sino en la vida privada, porque Marín solía seguir a la familia real en sus vacaciones y viajes, y recoger instantes de los Reyes, Alfonso XIII y Victoria Eugenia, tanto en actos públicos como en su círculo privado. Y tampoco se escapó de su objetivo el ambiente político, social y cultural de la España que le tocó vivir, un periodo convulso, que llegó hasta el enfrentamiento: Alcalá Zamora, Macía, Pablo Iglesias o Manuel Azaña; Celia Gámez, Josephine Baker, Ramón Gómez de la Serna o Valle Inclán en su ámplia galería de retratos.

Vivió la guerra civil en Madrid; y desde este epicentro captó parapetos, refugios y trincheras, los efectos de bombardeos y hasta el festejo de la Revolución Rusa celebrado en Madrid el año 1937, así como las miserias que se palpaban en las calles. Era un fotógrafo que vivía su profesión y aprehendía los instantes, para conservar la imagen de cada suceso, persona o lugar. La exposición en el Museo de Pontevedra se clausurará el 21 de febrero.
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress