Fuente: Museo BBAA Bilbao
Miércoles, 10 de julio de 2013
Del 10 de julio al 15 de septiembre de 2013

“Virgen niña dormida”, de Zurbarán, obra invitada en el Museo de Bellas Artes de Bilbao

[Img #14561]El Museo de Bellas Artes de Bilbao exhibe, del 10 de julio al 15 de septiembre de 2013, dentro de su programa “La Obra Invitada”, el cuadro “Virgen niña dormida”, de Zurbarán.

“Virgen niña dormida” es una versión que repite fielmente otra, bien conocida, conservada en la catedral de Jerez de la Frontera. Al darla a conocer en 1996, se subrayaba la delicadeza, la ternura y la profunda espiritualidad que se desprende de la composición, donde Zurbarán presenta, con simplicidad admirable, una Virgen niña, dormida en una pausa de su oración con el libro en que meditaba en la mano izquierda, soñando quizá con su futuro destino, acodada en una modestísima silla de enea. A la derecha de la composición, una mesita rústica en la que descansa un plato de metal con un cuenco de porcelana oriental con tres flores de clara significación simbólica: la rosa (el amor), la azucena (la pureza) y el clavel (la fidelidad).

Se lamentaba entonces el estado de suciedad del lienzo, con una espesa capa de barniz amarillo que ocultaba las delicadezas de la ejecución y velaba el colorido, impidiendo la recta interpretación del cuadro en relación con la versión de Jerez.

Afortunadamente una cuidadosa limpieza permite ahora la visión del lienzo, recuperando sus valores y confirmando su carácter más preciso, incisivo en los pliegues y minucioso en los detalles. El levantamiento de viejos repintes ha permitido descubrir pormenores ocultos, como el torneado remate del respaldo de la sillita o la aterciopelada textura del cojín rojo a los pies de la mesita. El color, liberado de los barnices amarillos, ha recuperado los tonos originales: rosa violáceo para la túnica y azul intenso para el manto, semicaído.

La luminosa aureola de cabecitas angélicas que rodea la cabeza de la Virgen se ha hecho manifiesta y permite fechar el lienzo hacia 1630-1635, quizá inmediatamente anterior a la versión de Jerez, algo más muelle y blanda, con los volúmenes menos destacados y el claroscuro menos acentuado. Se conoce además otra versión de esta “Virgen dormida” realizada por un modesto imitador de Zurbarán, de hacia finales del siglo XVII y que se halla en la Casa Teresiana de Madrid, de factura débil y pincelada suelta, bien distinta de las otras dos versiones autógrafas.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress