Domingo, 13 de octubre de 2013

El misticismo de Jesús González de la Torre en La Alhóndiga de Segovia

[Img #15437]Con un título que hace referencia al verso de un cántico de San Juan de la Cruz -‘Por un no se qué’- el pintor Jesús González de la Torre muestra una obra que rezuma misticismo en los espacios de La Alhóndiga segoviana; una pintura en la que se percibe el alma de la naturaleza y de las cosas.

Comenzó su itinerario de Ronda a Segovia pintando paisajes plenos de resonancias, una naturaleza pródiga en contrastes, en la que la luz señalaba los tonos que siempre dicen cosas. Y en los años 60, se centra en espacios vacíos, en lugares apenas, donde también ‘como en los pucheros’ teresianos estaba el Señor; y captó esferas, un mundo objetivo y a la vez subjetivo, ascética y mística a compás. Y llegaron los desiertos y los objetos transparentes y geométricos porque hay un sentido de la medida y sentimientos que sienten los latidos del alma; piedras y construcciones, hábitat y horizontes en ese más allá que son decisión, y también esperanza.

González de la Torre, miembro de la Academia de Historia y Arte de San Quince, es un pintor de esencias y un escritor que narra cuestiones de cielo y suelo, el paisaje visto y biografías que están en el círculo de sus querencias. En 1991 la Casa del Siglo XV de Segovia le dedicó una exposición y editó el libro ‘Jesús González de la Torre en su transparente pintar’, prologado por María Zambrano con epílogo de Julio Cortázar’. Y a sus más de 40 exposiciones individuales y un centenar de colectivas, hay que sumar esta muestra titulada ‘Por un no sé qué’, abierta en los espacios de La Alhóndiga, de Segovia, hasta el 7 de noviembre de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress