Jueves, 4 de febrero de 2010
En Sotheby’s de Londres

74 millones de euros por una escultura de Giacometti. Record de una obra de arte en subasta

Enviar por email

[Img #1874]En la última subasta llevada a cabo en la sala londinense de Sotheby’s se ha vendido la escultura "L’homme qui marche I" de Alberto Giacometti por 65 millones de libras esterlinas, algo más de 74 millones de euros, estableciendo un nuevo record para una obra de arte vendida en subasta. El record anterior lo mantenía un cuadro de Picasso, “Garcon à la pipe”, desde mayo de 2004.

Ante una sala llena de expectación, la puja sobre la obra de Giacometti comenzó en unos discretos 12 millones de libras y tras ocho minutos de desenfrenadas pujas entre por lo menos diez posibles compradores, esta obra tan singular – el único bronce de esta escultura que ha salido jamás a subasta – se adjudicó a un comprador desconocido que pujaba por teléfono, estableciendo un nuevo record para el artista y haciendo historia al convertirse en la obra de arte más cara jamás vendida en subasta.

Anteriormente esta escultura formó parte de la colección corporativa de Dresdner Bank AG, y pasó a ser propiedad del Commerzbank AG tras la compra del Dresdner Bank en 2009. Commerzbank tiene la intención de destinar los fondos de esta venta para fortalecer los recursos de su nueva Fundación y para dotar fondos a proyectos en conjunto con museos para programas educativos y de restauración.

Pero en la sesión hubo otras ventas de gran calado, como la de “Kirche in Cassone”, de Gustav Klimt, una obra intensa cargada de contenido histórico, que se adjudicó, tras una intensa lucha entre cuatro interesados, por cerca de 27 millones de libras, algo menos de 31 millones de euros, doblando con creces las estimaciones iniciales. Una cotización que también representa un nuevo record para un paisaje del artista.

Esta obra formó parte de una de las colecciones más importantes de la obra temprana de Klimt -- la del coleccionista austrohungaro y magnate del hierro Victor Zuckerkandl y su mujer Paula – pero desaparece en Vienna durante la época Nazi y ha salido a la luz tras décadas en paradero desconocido. Se ofrece con el fin de cumplir un acuerdo entre Georges Jorisch, el bisnieto del propietario original, y el coleccionista europeo en cuya colección ha estado en los últimos años. Georges Jorisch comenta, “Esta venta pone punto final a un largo capítulo de mi vida en el que recupero parte del legado de mis antepasados y lo paso a las generaciones venideras, tal y como mis padres hubieran deseado.”

Melanie Clore, responsable del departamento de Arte Impresionista y Moderno de Sotheby’s Mundial, comentó la satisfacción de la firma por lo magnífico de las obras ofertadas y el resultado de la subasta: “Estamos encantadísimos que estas obras tan importantes se vendan esta noche y que se reconozcan como las obras maestras que son. La competitividad que ha generado estos resultados tan excepcionales demuestran que la búsqueda de la calidad es el motor del coleccionismo hoy en día”. En este sentido, Sotheby’s ha destacado que se vendieron 31 de los 39 lotes ofertados, un 80 por ciento. De ellos, más de la mitad consiguieron precios por encima de su estimación más alta, alcanzándose un valor medio por lote de 4,7 millones de libras, el mas elevado en una subasta realizada en Londres.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress