Miércoles, 20 de noviembre de 2013
Gijón. Hasta el 9 de febrero de 2014

Instalación del portugués Rui Macedo en la capilla del Museo Barjola

[Img #15903]Especialmente concebida para el espacio de la capilla de la Trinidad del Museo Barjola, la instalación del artista Rui Mecedo juega con la pintura, su materialidad y su historia apropiándose de las imágenes, con gran poética visual; llenando de trampas e ironía nuestra mirada. Tiene su epicentro sobre el muro frontal, aunque también se expande fuera de la capilla, en la zona de entrada; es una especie de cascada de la que emergen diversos cuadros.

Refiriéndose a las instalaciones de Rui Macedo, que hace unos meses expuso en el Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid, dice José Maria Parreño: es ‘una museografía al revés’. Y agrega que ‘los recursos más elementales de la misma, como son la elección de piezas representativas, su exhibición singularizada y su óptima visualización, son burlados uno tras otro a favor de la acumulación, la ocultación y el punto de vista anómalo. El montaje es el propio de un ‘cabinet d´ameteur’, con las paredes completamente cubiertas de cuadros paradójicos (marcos y lienzos tan hábilmente pintados que hacen necesario el tacto para verificar su inexistencia)’. Y Antonio Bonet Correa, director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, agrega: ‘…es un experto realizador de instalaciones metapictóricas… en las cuales, de manera enciclopédica y caleidoscópica, se reunía en un solo lienzo una colección monumental de obras de arte propiedad de un personaje ilustre…’.

En la instalación realizada expresamente para la capilla de la Trinidad del Museo Barjola, este artista portugués, nacido en Ébora, interrelaciona el espacio y la historia, arte y devoción, pintura y ambiente, en ‘Playtime’, exposición abierta en este museo de  Gijón hasta el 9 de febrero de 2014.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress