Lunes, 13 de enero de 2014

El legado de los hispanos-judíos informa de una diáspora con mucha historia, en el Museo de Ceuta

[Img #16376]Un conjunto de paneles con fotografías y textos que abordan elementos históricos y socio-culturales muestran en el Museo de Ceuta la trascendencia de la diáspora judía a través de una documentación visual y escrita, acompañada de objetos de una cultura que arranca de la prehistoria cuando se mezclan revelaciones y realidades vividas.

Esta exposición producida y comisariada por el Centro Sefarad-Israel, que cuenta con la colaboración de la Fundación Premio Convivencia, la Comunidad Israelita de Ceuta y el Museo de esta ciudad, recoge fotografías de álbumes de familias residentes en el Norte de África, y una aportación de distintos enseres ceremoniales judíos, elementos como un ‘shofar’, el ‘Talet’ y el ‘Tefilin’, un antiguo ‘Traje de Berberisca’, y como pieza destacada un ‘Sefer Torá’ centenario, copia manuscrita de la Torá, el libro más sagrado en el judaísmo que sale por primera vez de la Sinagoga con motivo de esta muestra.

Los hispanos-judíos constituyeron una parte de la población en la antigüedad ibérica, destacando su actividad comercial y su cultura milenaria ya en tiempo visigodo. En la Edad Media formaron comunidades tanto en el llamado Al-Ándalus islámico como en la Hispania que se iba reconquistando… Después vino la expulsión por motivos de fe. En la segunda mitad del siglo X acontecimientos como la creación del Estado de Israel y la independencia de Marruecos abrieron paso a la diáspora israelita a España e Israel, y a su establecimiento en puntos geográficos muy diversos como Toronto, Caracas, Lisboa o Buenos Aires, donde se sigue custodiando un legado histórico y un manifiesto sentimiento de permanencia. Este legado histórico se presenta en el Museo de Ceuta, Paseo del Revellín 30, hasta el 31 de enero de 2014.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress