Jueves, 23 de enero de 2014

Hace 25 años murió el artista Salvador Dalí

[Img #16506]El 23 de enero de 1989 murió en Figueras (Gerona), ciudad en la que nació en 1904, Salvador Dalí, una de los grandes genios del arte contemporáneo en el siglo XX, suceso que se recuerda en Figueras, su ciudad natal, y en Cadaqués con ofrendas florales: una en su tumba situada en el Teatro-Museo Dalí en Cadaqués, donde residió la mayor parte de su vida, y otra ante la estatua de Dalí ubicada en el centro de la ciudad que también se adornará con ‘panes dalinianos’ colgados en los árboles que rodean el monumento, realizados por un panadero local. En Cadaqués colgarán de los balcones lonas que recordarán al pintor surrealista y en sus escuelas se leerán textos de y sobre Dalí. Además se abrirá al público el edificio Corral de la Gala que fue propiedad del artista y ha sido adquirido por el Ayuntamiento, que lo convierte en un espacio dedicado a la vida y la obra de Salvador Dalí y su esposa Gala.  

Salvador Dalí nació con alma de artista. En 1921 se instala en Madrid, en la Residencia de de Estudiantes, e ingresó en la Escuela de Bellas Artes de la Academia de San Fernando, formando parte de un ambiente intelectual en el que destacaban Federico García Lorca y Luis Buñuel. Y en 1925 participa en la Exposición de Artistas Ibéricos de Madrid, mientras su obra evoluciona del realismo al cubismo y a la metafísica. Y en 1926 marcha a París donde se encuentra con Picasso, Manuel Ángeles Ortiz, Bores y otros asistentes a las tertulias del Café Rotonde. Retorna, pero vuelve a Francia; rueda con Buñuel ‘Un Chien Andalou’ y pinta su primera obra surrealista entrando a formar parte del Grupo Surrealista, del que es expulsado años después por Bretón, por díscolo. Fue en 1929 cuando conoce a Gala que pasa a ser su musa, su esposa. Y Dalí mantiene el rumbo, llega y conquista Estados Unidos, participando en grandes exposiciones en las que sus realizaciones son admiradas. En 1942 el Metropolitano de Nueva York presenta una gran retrospectiva de su obra que adquiere una impronta mística en consonancia con su personalidad, muy arraigada en su tierra del Ampurdán pero siempre española, ciudadano de un mundo donde las fronteras limitan.

En 1980, viviendo Gala, hizo testamento dejando sus bienes a partes iguales al Estado Español y la Generalitat de Cataluña; en otoño de 1982, ya viudo, cambia el testamento, deshereda a la Generalitat y decide que el único heredero fuera el Estado Español (en la sección Opinión de Infoenpunto publicamos el pasado octubre un artículo sobre la herencia de Dalí).

Noticias relacionadas
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress