Miércoles, 5 de febrero de 2014

Retrospectiva de Jordi Alumá en el Museo Marítimo de Barcelona

[Img #16657]Hace 75 años un jovencísimo Jordi Alumá practicaba junto al artista Antoni Clavé en el Taller de Pintura del Comisariado de Propaganda de la Generalidad, en plena Guerra Civil. Es el inicio de una carrera que se pone de manifiesto en la exposición ‘Alumá, 75 años de pintura en Barcelona’, abierta en el Museo Marítimo donde se muestran pinturas elaboradas con técnicas tradicionales, como el temple de huevo sobre madera y grisallas o pasteles sobre papel japonés, en los que el artista presenta paisajes evocadores de las calle de Barcelona vistos desde las azoteas. Una obra enraizada con el cartelismo y el paisajismo que llega del siglo XIX y alumbra el  modernismo.

En la década de los cuarenta, Alumá trabaja en un taller de artesanía y traza el primer capítulo de su producción artística buscando en la muralística y la decoración nuevos caminos. Y en 1948 presenta su primera exposición individual en la galería Argos de Barcelona, su ciudad natal donde ha sido siempre un referente. En 1953 fue nombrado profesor de la Escuela de Artes y Oficios, la ‘Llotja’, donde ha enseñado hasta su jubilación. En 1959 participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid, y en 1965 en la cita El Deporte en las Bellas Artes, de Barcelona. Su obra se ha ido mostrando no solo en España sino también en espacios de Francia, México, Australia, Japón y Estados Unidos

Como artista, Alumá se ha caracterizado por un trabajo meticuloso y paciente en la técnica del retablo, en sus afanes como muralistas y en interiorismo, decorando espacios públicos y privados. Al recorrido vital y profesional de este artista nonagenario, el Museo Marítimo de Barcelona le dedica la antológica ‘Alumá, 75 años de pintura en Barcelona’, que se mostrará hasta el 9 de marzo de 2014.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress