Sábado, 8 de febrero de 2014
Madrid. Hasta el 25 de abril de 2014

Ángel Baltasar expone en la Sala Cambio de Sentido de la Fundación ONCE

[Img #16692]Querer es poder. Y lo demuestra el artista con discapacidad Ángel Baltasar en su muestra ‘Huellas Humanas’ presentada en la Sala Cambio de Sentido de la Fundación ONCE, proyecto creado para la ornamentación del nuevo Hospital Nacional de Parapléjicos. Dos obras: una reproducción digital del Friso Huellas Humanas y varias piezas, reproducidas también digitalmente, del poemario Huellas Humanas. Ambas fueron creadas a partir de cientos de apuntes realizados a tinta sobre papel en el Hospital Nacional de Parapléjicos durante los frecuentes tratamientos de rehabilitación a los que fue sometido en los últimos tiempos, y poemas y reflexiones también de esa etapa en la que sacó fuerza de flaquezas intentando asumir retos y superarlos.

Por eso el tema central de su proyecto es la discapacidad, la que Ángel Baltasar padece desde su juventud y a la que hace cara, sintiéndose y siendo útil. Por eso no duda en afirmar que a la discapacidad le debe todo ‘para bien o para mal’, ‘le debo el tipo que soy’, agregando que ‘el arte, para el que nací ha sido, no ya mis piernas, sino también mis alas gracias a las cuales he aprendido a salvar infranqueables barreras. Que caigan hoy también de una vez por todas, las que impiden el paso de la gente que quiere pasar’.

Es la voluntad, la de superar obstáculos, la de emprender caminos y transitarlos a base de imaginación, trabajo, ilusiones y sueños. El tener una dedicación, un empeño. Y el de Ángel Baltasar se pone de manifiesto en la exposición ‘Huellas Humanas’, abierta en la Sala Cambio de Sentido de la Fundación ONCE, calle Recoletos 1, hasta el 25 de abril de 2014.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress