Domingo, 21 de febrero de 2010
Gijón

Pintura de Ana Muñoz en la Galería Tioda

[Img #2001]La realidad se percibe en los cuadros de Ana Muñoz desde una perspectiva intimista; de ahí que texto y textura conformen un verbo capaz de describir sensaciones. Es la magia de una recreación en su ambiente natural, trazada con sentido de la dimensión e iluminada hasta destacar los tonos de una mística creativa. Porque Ana Muñoz desde el último cuarto del siglo XX viene trazando un discurso poético en el que la pintura aprehende encuadres de vida y de vivencias. Y así se percibe en la exposición presentada en la Galería Tioda, de Gijón.

Desde la segunda mitad de los setenta, cuando presenta sus primeras exposiciones en Madrid y Santander, Ana Muñoz se ha empeñado en trazar, desde el fundamento dibujado, un juego de luces y de sombras que sitúan los temas en el espacio considerado donde la naturaleza, con su climatología, aparece como lugar habitado, sentido o soñado. El año 1978 fue galardonada con el Premio de Pintura Blanco y Negro; en 1980 su obra se vio en la muestra "Realismo español" presentada en el Museo Puskin, de Moscú; al año siguiente recibió el Premio de la Dirección General de Bellas Artes en la Bienal de Pintura "Ciudad de Zamora"... y su labor ha mantenido sus constantes como se fue poniendo de manifiesto en exposiciones celebradas en España y en el extranjero hasta ahora.

De su trabajo, escribe Julia Sáez Angulo: "La naturaleza y el campo son referencias constantes en su pintura y se suman con frecuencia a las figuras o los objetos para lograr ese aire entre ensimismado y romántico que caracteriza su obra". Una obra que estará expuesta en Tioda, de Gijón, hasta el 11 de marzo.
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress