José Pérez-Guerra
Domingo, 23 de febrero de 2014

No es igual la expulsión de los judíos refugiados en Hispania que la de los moriscos tras la Reconquista

[Img #16876]Tras el proyecto de ley de conceder la nacionalidad españolas a los descendientes de los hispano-judíos expulsados del Reino de España por razones de credo hace cinco siglos, hemos escuchado algunas voces que piden que se haga igual con los moriscos que, al finalizar la Reconquista, y tras varios conflictos y rebeliones en Granada y su entorno, se les obligó a abandonar unas tierras que siglos atrás sus antepasados invadieron y conquistaron, procurando desde el principio borrar una cultura secular, imponer su fe islámica, subyugando a la población hispana.

La noticia sobre la concesión de la nacionalidad española a los judíos llamados sefarditas, que mantienen como lengua vehicular un romancero hispano, ha sido comentada en este espacio, de ahí que ahora solo nos limitemos a opinar sobre los descendientes de aquellos moriscos que se levantaron en armas en las Alpujarras, cuando Boadil ya no era rey de Granada, y su Al Andalus mítico -que llegó a ser una realidad geográfica cuya finalidad no era otra que la de borrar de los mapas a Hispania, una de las provincias más próspera y culta del Imperio Romano- era solo referencia histórica.

La colonización árabe es lo suficientemente conocida para recordarla ahora. Pero sí debemos puntualizar que los árabes que se quedaron en Granada y su alrededor, actuaron desde el principio como ‘quintacolumnistas’ con en fin de procurar el regreso del poder musulmán; y los contactos con el norte de África eran continuos; tanto, que durante el levantamiento de la Alpujarra estaban tan organizados, y la ‘inteligencia’ era tal, que allí enviaron a prisioneros cristianos.

La expulsión de los hispanojudíos se hizo por razones de religión, y por eso fueron obligados a exiliarse. La de los moriscos fue una cuestión estratégica. Judaísmo, cristianismo e islamismo son tres religiones monoteístas que nacen del mismo tronco, Abraham, pero por razones que no vienen al caso en el tema que nos ocupa, son antagónicas… Pura estrategia fue que la Reconquista se terminase buscando la manera de que no hubiese una contraofensiva porque ‘Alá lo ordena’. Y escuchando ciertos mensajes sobre volver a ocupar Al Andalus, lo mejor es que los moriscos se queden en su Morería… Y al escribir esto no pensamos en religión, sino en guerra pura y dura.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress