José Pérez-Guerra
Miércoles, 19 de marzo de 2014

La enseñanza debe ser igual para todos los españoles. Y no es así

[Img #17121]Hay cuestiones básicas, como la enseñanza, que no pueden dejar de ser responsabilidad de la administración Central aunque sean aplicadas por las administraciones autonómicas, cuando fomentan la desigualdad y acentúan el desentendimiento, hasta el punto que España se está convirtiendo en un ‘Estado’ formado por forasteros. En la Junta de Andalucía, ahora en manos de Susana Díaz, se elimina media hora de Religión para recuperar la asignatura Educación para la Ciudadanía, que llegó con Zapatero, una especie de doctrinario en clave ‘El espíritu nacional’ de otros tiempos en sentido izquierdoso. Y el sentido común nos advierte que a estas alturas, ya entrado el tercer milenio y la era espacial, lo conveniente sería que de las escuelas desaparecieran todas las asignaturas ideológicas, ya sean religiosas o políticas, porque en vez de establecer Reglas de Urbanidad para una mejor convivencia, se siembran dogmas, de cielo o de suelo, que solo sirven para parcelar a la sociedad.

Y en la reunión del ministro José Ignacio Wert con las consejerías de Educación de las comunidades autónomas, para tratar de desarrollar la disposición adicional 30ª de la norma que reconoce el derecho de los alumnos a recibir educación en el idioma común, el español, en aquellos territorios con lenguas cooficiales, Cataluña no asiste. Porque la Generalitat, empeñada en considerar forastera al resto de España, de la que ha  formado parte desde que, todavía en la Prehistoria, los Romanos denominasen a la Península Ibérica como Hispania (Citerior/Tarraconense/Marcas Hispánicas/ Corona de Aragón, y el ‘Hispaniarerum’ que figura en las monedas), estima que son de otra galaxia.

El artículo 149 de la Constitución vigente, aprobada en referéndum por la inmensa mayoría de los españoles, estable las competencias exclusivas del Estado. Y señala en su primer apartado: ‘La regulación de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales’. Y el título preliminar de la Constitución se deja claro, artículo 3, que ‘el castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus estatutos…’. También es, además de. Lo que resulta incomprensible es que en territorios españoles, se margine al idioma oficial, que es patrimonio de todos… que se persiga al español porque es el idioma que nos une… De locos.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress