Domingo, 28 de febrero de 2010
Monte Estoril (Portugal)

"Sentimentos Partilhados. Arruda dos Vinhos-Aracena", pinturas de José Maria Franco

Enviar por email
[Img #2049]En la pintura de José Maria Franco, en sus acuarelas, se reflejan sentimientos compartidos cuando recrea un espacio considerado propio, porque forma parte de su ideario intelectual y afectivo. De ahí que se identifique con los campos y arquitecturas de la milenaria Lusitania, al respirar el clima en Arruda dos Vinhos, o ante los castaños o los sitios de agua, acuíferos de la Sierra de Aracena, donde el artista tiene su taller. La exposición abierta en Monte Estoril, espacio de la Av. Castelhana 13, organizada por la Academia de las Letras y las Artes de Portugal, con el patrocinio de las fundaciones Sousa Pedro y Joâo Alberto Faria con el título de "Sentimentos Partilhados. Arruda dos Vinhos-Aracena", ofrece un testimonio tan descriptivo como coloristas de dos lugares de la geografía ibérica, escenario de una cultura, la hispánica, articulada durante el tiempo romano, a caballo de la prehistoria y la historia, cuando la dispersión encontró la necesaria articulación de los pueblos peninsulares.

José Maria Franco (Huelva, 1938) pinta desde su niñez. Aprendió técnicas y se empeñó pronto para que su obra transmitiese su manera de observar, de considerar y hasta de querer. Por eso en sus acuarelas se transcriben los itinerarios con sus luces, con sus colores y hasta con el murmullo ocasionado por los chorros del agua en fuentes y arroyos. Discurso que deja patente su tiempo en Ayamonte, Huelva o Sevilla donde pintó sus fuentes; y más allá de la "raya" porque para José Maria Franco el espacio geográfico ibérico, por encima de las vicisitudes históricas que han condicionado tanto a España como a Portugal, protagonistas ambas naciones de la epopeya de los Descubrimientos, un lugar amplio para caminar unidas por las rutas europeas, americanas y de otros continentes; máxime en este tercer milenio, cuando la globalización es una realidad y mantener nuestra personalidad ibérica, hispánica, es un factor de indudable interés para mantener un rumbo cierto.

En la pintura de José Maria Franco el dibujo encuadra, mide y da forma al lugar o tema considerado. Y los procedimientos pictóricos, la técnica de la acuarela, iluminan la dimensión, afirman planos y descubren los tonos que van alumbrando una realidad tan objetiva como subjetiva; naturaleza con la atmósfera de cada estación; espacio humanizado a base de alientos. La exposición de José Maria Franco en Monte Estoril, se clausurará el 15 de marzo.
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress