Amalia García Rubí
Martes, 8 de abril de 2014
Madrid. Hasta el 30 de abril

Jardines americanos en las pinturas de Juan Terreros, en la Galería Orfila

[Img #17391]Desde hace un tiempo Juan Terreros viene indagando en la pintura como medio de expresión directo para arrojar sobre la tela virgen todos sus fantasmas y pasiones. A través de un azar guiado por la reflexión, la espera y la observación, sus cuadros últimos se han venido construyendo, mitad meditados, mitad fruto de la espontaneidad.

Juan Terreros es portador de una sólida trayectoria plástica que se remonta a los años setenta, momento en el que ya se inclina por el lenguaje de la abstracción con raíces en cierto expresionismo informalista. A partir de entonces, su pintura, fundamentada en el color y el gesto, no ha cesado de crecer, de evolucionar y de reinventarse.

Hoy, en plena madurez creativa nos aborda con nuevos lienzos a los que accedemos lentamente, con la mirada tibia, para descubrir que su entusiasmo sigue tan fresco como antaño.

En estos recientes Jardines Americanos, pintados durante su última estancia en Whasintong DC, Terreros abstrae los sonidos y colores de un jardín doméstico en el centro de la ciudad y su transcurrir natural a lo largo de los días y las estaciones,  convertidos sin más en materia “contaminada” de sus propias pulsiones.

El leit motiv de este nutricio conjunto de telas de formatos medianos, es simple evocación de los sentidos para la invención de ámbitos nuevos; planos pictóricos presididos por huellas y grafismos, acumulaciones de pigmento, salpicados, rayados, superficies acuosas y densas opacidades de color.

Juan Terreros no habla de series, ni de temas concretos, pues las realidades que le inspiran se tornan en cada cuadro un microcosmos independiente, descaradamente libre de cualquier interpretación convencional. Aquí la pintura habla por sí misma y el arte sólo se explica desde ese poder autónomo, aferrado al movimiento de la mano que se expande y sujeta a golpe de impulsos controlados. Una escritura primitiva que lleva a Juan Terreros hasta las entrañas mismas de su sentir como ser humano y como pintor.

(Galería Orfila, c/ Orfila 3, de Madrid. Hasta el 30 de abril)

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress