Miércoles, 16 de abril de 2014
Barcelona. Hasta el 18 de mayo de 2014

Benxamin Álvarez arremete contra parte del arte actual en el espacio La Xina ART

[Img #17490]En su proyecto expositivo ‘Algo huele mal…¡Yo no quiero ser un artista contemporáneo!’, Benxamin Álvarez revela su verdad sobre la creación artística actual en el espacio La Xina A.R.T, porque, hoy en día, quien construye el discurso y dicta el sentido del arte ya no son artistas (siempre jóvenes, siempre salvajes, siempre ingenuos, siempre prescindibles), ni, por supuesto, tampoco los críticos (borrados prácticamente de la prensa escrita y del panorama digital), sino estos nuevos ‘croach’ culturales. Tanto en la más aparatosa de las bienales como en el más humilde de las colectivas de centro cívico, siempre hay un comisario dispuesto ha hacer el descubrimiento de un artista. Ellos son una especia de agentes secretos que, desde una posición extra-artística (o, a lo sumo, para-artística) articulan discursos cuasi filosóficos e ideológicos, señalando los centros de interés. Son quienes señalan la nueva tendencia y quienes la filtrarán cuando convenga; los que dirigen los proyectos realizados por la mano de obra de artistas.

El artista contemporáneo al que se refiere la exposición pasa a ser poco más que una víctima colonizada, un simple actor del drama. Su obra será presa del fetichismo de la mercancía, reducida a simple ‘souvenir’; un objeto que revela la ausencia descarnada de cualquier tipo de experiencia. Su trabajo sólo estará en el escaparate el tiempo justo antes de que el ‘zapping’ que configura la nueva verdad lo olvide por completo...  

Benxamin Álvarez titula su exposición ‘Algo huele mal… ¡Yo no quiero ser artista contemporáneo!’, incidiendo en el papel del artista, mitad comediante y mitad explorador. Para ello ha generado un vocabulario a partir de imágenes y objetos tridimensionales que manipula y exhibe como esculturas independientes. Estos trabajos en cera, madera, parafina, tela y metal adquieren un carácter onírico con fuerte carga crítica e irónica; representan una manera de ver y de proyectar. Reivindica para el arte, un oficio, una forma de contar, de mirar, sentir y pensar; el arte que se exprese por sí mismo, sin manual…

Es una visión de los modos y las modas del arte que generalmente se oferta, en esta exposición titulada ‘Algo huele mal… ¡Yo no quiero ser un artista contemporáneo!’, de Benxamin Álvarez, en el espacio La Xina A.R.T., Hort de la bomba, nº 6, Barcelona, abierta hasta el 18 de mayo de 2014.

http://www.laxinaart.org/index.html

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress