Jueves, 8 de mayo de 2014
Lega su colección al Museo de Arte de Berna

Muere Cornelius Gurlitt, detenido hace pocos años por tener gran cantidad de obras de arte posiblemente expoliadas por los nazis

Enviar por email

[Img #17707]El coleccionista de arte alemán Cornelius Gurtitt ha fallecido en Múnich a los 81 años de edad. Su nombre saltó a los medios informativos en septiembre de 2010 cuando la policía lo detuvo en un tren de la línea Munich-Zúrich con una gran cantidad de dinero en efectivo que ocasionó una investigación fiscal, y, posteriormente, cuando la a principios ce 2012,en un  registro de su apartamento, los agentes hallaron una fabulosa colección de arte, 1.280 obras, entre ellas de Pablo Picasso, Marc Chagall, Matisse, Otto Dix o Marx Ernst, tesoro que se mantuvo en secreto hasta que la revista Focus lo dio a conocer.

Era un inmenso fondo recibido de su padre, el historiador de arte, director de museo y marchante, Hildebrand Gurlitt que si  bien tuvo problemas con los nazis por su origen judío, Adolf Hitler le encargó la venta de obras de arte considerado ‘degerenado’,  incautadas por el régimen nacional-socialista, que fueron ocultadas pensando en un lucrativo negocio, que no cuajó porque Hitler perdió la guerra, lo que le obligó a esconder aquel inmenso alijo, que, a su muerte pasó a su hijo que lo ha ocultado durante muchas décadas hasta que sus viajes a Suiza levantaron sospechas y se descubrió su almacén.

Cornelius Gurlitt llegó a un acuerdo con el Gobierno Federal de Alemania y el del ‘land’ de Baviera para devolver aquellas obras que tuvieran procedencia ilegal. Y se estableció un comité de expertos que dispone de un año para seleccionar las pinturas y grabados que debieran restituirse a los expoliados. Y ha legado el resto de su colección al Museo de Arte de Berna.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress