José Pérez-Guerra
Sábado, 17 de mayo de 2014

Las asociaciones valencianas de arte y artistas, quieren un director del IVAM a su medida

[Img #17815]Para las asociaciones Valenciana de Críticos de Arte (AVCA) y Artistas Visuales de Valencia (AVVAC) parte de los expertos designados para decidir sobre el nombramiento del futuro director del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) son unos antiguos y por ello desconocen la realidad del arte contemporáneo. En un manifiesto dado a conocer critican la composición de este jurado porque ‘este modelo institucional que prefiguran, practican y promueven, responde a una etapa anterior al paradigma contemporáneo y tecnológico’. Y se sorprenden ‘profundamente’ de ‘la no inclusión de expertos propios a estos niveles institucionales, más cercanos a la creación y al debate contemporáneo’… y al hecho ‘de que no estén representadas ninguna profesión de reciente incorporación en una institución de estas características’.

Lo que echan de menos es que ellos -críticos y artistas- no figuren en este órgano de decisión, y se sorprenden de la ausencia de ‘al menos algún artista’; rompiendo una lanza por los galardonados con el Premio Nacional de Artes Plásticas. Y ahondando en su protesta expresan dudas ‘sobre la imparcialidad e independencia de dos miembros del comité: Tomás Llorens y Felipe Garín’. Y el manifiesto finaliza subrayando ‘el malestar por el modelo institucional que deja entrever este patrón obsoleto’, advirtiendo que la composición del jurado ‘desvela el interés tácito y parcial por arrinconar al arte contemporáneo’.

Aquí la conveniencia ciega. Porque se deja al descubierto los propósitos de unas asociaciones de profesionales que solo buscan el interés de sus gremios; de críticos en pos de ‘curadurías’, importantes pluses a su labor informativa que llevan al protagonismo en la creación de proyectos expositivos; de los creadores que desean un factor de promoción para sus obras.

Dudar de la independencia e imparcialidad de Tomás Llorens y de Felipe Garín, además de ser un insulto a dos profesionales del más alto nivel es insultar a la inteligencia. No hay ningún experto de mayor cualificación para formar parte del comité que Tomás Llorens. El fue el verdadero artífice del IVAM. El que logró el fondo inicial de la familia de Julio González; el director en su protohistoria, gran valedor en toda su trayectoria. Tomás Llorens, que como director del Museo Reina Sofía, de Madrid, elevó un incipiente centro de arte a Museo Nacional del siglo XX; y puso en marcha el Museo Thyssen-Bornemisza, de Madrid. Y en toda su trayectoria ha dejado constancia de sus capacidades y de su honestidad profesional. Por su parte Felipe V. Garín, ex director del Museo del Prado, no es una antigualla. Lo sigue demostrando en su actual responsabilidad.

Con Tomás Llorens y Felipe Garín, del comité forman parte personalidades solventes en la responsabilidad de comandar museos y entidades como el IVAM: Manuel Borja-Villel que ha dirigido el MACBA de Barcelona y ahora el Reina Sofía de Madrid; Philippe Montebello, durante tres décadas al frente del Metropolitano de Nueva York y María Teresa Ocaña en el Museo Picasso de Barcelona, con otros expertos, entre ellos Suzanne Cotter, directora del Museo Serralves de Oporto… pero las asociaciones valencianas de críticos y artistas creen ver en todo esto un ‘patrón obsoleto’. Quieren marcar la dirección del IVAM, porque eso les sería muy rentable.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress