Martes, 17 de junio de 2014

Las pinturas murales de la iglesia del Cristo de la Luz, de Toledo, han sido restauradas

Enviar por email

[Img #18205]Desde hace 15 años, la iglesia del Cristo de la Luz, de Toledo, viene siendo objeto de restauraciones, la más reciente se ha centrado en las pinturas murales del siglo XIII llevada a cabo por Almudena Arbaiza y Ana Marichalar, trabajo que se ha dado a conocer en un acto en el que también se presentó una guía arqueológica realizada por Arturo Ruiz Taboada, en la que se resumen todos los trabajos de restauración y conservación llevado a cabo en los últimos años.

 

El lugar, la antigua mezquita, la iglesia, es uno de los sitios en que se sigue el rastro de la historia toledana. Tramo de calzada romana, uno de los accesos a la ciudad en el siglo I, donde durante la dominación musulmana se construyó la mezquita, año 999, uno de los escasos ejemplos de arquitectura de nueve bóvedas conservados en el mundo, convertido tras la reconquista en iglesia; un lugar de culto que fue acogiendo los ornamentos y rituales de un cristianismo dinámico que, en ese Medievo, extendía el santoral y el culto mariano desde una emergencia románica que alcanzaba a todo el orbe católico.

 

Pinturas murales ahora restauradas, en la bóveda del ábside, que representan al Pantocrátor sentado en un trono sobre la esfera celeste; las santas Eulalia y Marciana, los santos Eugenio e Ildefonso, parte del león de San Marcos; y junto a ellos una imagen de la ascensión de Jesús al cielo, también una escena con el Espíritu Santo sobre los apóstoles.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress