Jueves, 19 de junio de 2014
Santiago de Compostela, hasta el 5 de octubre

Antológica de Iván Tovar en el Museo Fundación Eugenio Granell

Enviar por email

[Img #18235]La obra de Iván Tovar conforma un universo propio y onírico, donde establece una nueva realidad. La crítica actual ha calificado el conjunto de su obra bajo el concepto de neo-surrealismo, debido a que sus composiciones representan un mundo extraordinariamente simbólico y personal. Sus obras a través de las diferentes técnicas, formatos y soportes, proponen una exploración detallada del deseo, como si fuera una especie de pájaro prehistórico monstruoso. De modo que, gracias a su maestría, Tovar se convirtió en uno de los máximos exponentes del surrealismo de toda la contemporaneidad.

 

En esta antológica presentada en Museo de la Fundación Eugenio Granell, comisariada por Fran Pimentel, se recoge el legado de este artista en un recorrido por su producción, articulado a través de sesenta obras. Iván Tovar nació en la República Dominicana en 1942, y en su país comenzó a forjar su personalidad artística al ingresar en la Escuela Nacional de Santo Domingo para estudiar Bellas Artes. No obstante será durante su larga estancia en París donde logra configurar un discurso que pronto adquirió resonancia, no solo en Francia, sino en toda Europa.

 

En su tierra dominicana, siendo aún muy joven, respira la atmósfera surreal que llevaron de Europa artistas que a causa de la II Guerra Mundial se refugiaron en su país, como Andre Bretón o Víctor Serge; y Eugenio F. Granell que, músico de profesión, llegó exiliado en 1939, y en Santo Domingo se acreditó como una figura señera del surrealismo, pintor con el que posteriormente Iván Tovar mantuvo una corta, pero importante, correspondencia epistolar. Ahora, la Fundación Eugenio Granell, de Santiago de Compostela, presenta una antológica de Iván Tovar, hasta el 5 de octubre de 2014.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress