José Pérez-Guerra
Lunes, 23 de junio de 2014

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León se apaga

[Img #18268]Hemos leído en la prensa que ‘La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León está casi en fase de liquidación’, tras 17 años de actividad. La desaparición de las Cajas de Ahorros fundadoras, absorbidas por bancos de ámbito nacional, dejan a esta entidad, que nació con la encomienda de recuperar y poner en función el patrimonio artístico castellano-leonés, fuera de juego. En su patronato figuran representantes de esas cajas y de la Junta de Castilla y León, pero no cuentan con el fundamento económico necesario para mantener sus compromisos. Las Cajas de Ahorros (‘al no ser de nadie’, por carecer de accionariado) han sido ‘bancos oficiales’ de ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas. Y el resultado está a la vista.

 

Una Fundación es una persona jurídica creada con unos objetivos que deben quedar reflejados en sus estatutos, y para ello es necesario que cuente con recursos propios suficientes, basamento que asegure su actividad en el tiempo. Crear una Fundación sin ese fundamento económico, capaz de asegurar su independencia operativa, porque depende aportaciones para mantener sus presupuestos, no es una verdadera Fundación, sino un instrumento al servicio de los fundadores, en esta ocasión un consorcio formado por las cajas de ahorros y las instancias políticas, por ello su futuro depende de ellas, como es el caso que nos ocupa.

 

Desde la antigüedad han existido fundaciones. Y el derecho a que después de la muerte de la persona física su voluntad pase a otra jurídica para que, con la dotación económica necesaria, continúe sus proyectos culturales o asistenciales. Así lo hizo Juan March o Ramón Areces, por citar dos ejemplos de fundaciones con fundamento. Pero existen otras muchas que son meros instrumentos de acciones muy diversas. Fundaciones municipales, ¿pero los municipios no tienen concejalías de cultura, educación o acción social para realizar la labor necesaria?. En realidad las fundaciones municipales se crean para ‘colocar’ personas y evadir el control de las cuentas. Por eso sería necesario aclarar de una vez en qué consiste una fundación, cuales son sus recursos financieros, el porcentaje de rentas para su administración y el que debe quedar como reserva para asegurar su continuidad en el tiempo. Porque no puede haber Fundación su Fundamento económico propio.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress