Viernes, 27 de junio de 2014

Descubren restos arqueológicos de la antigua Barcino bajo mercado de Sant Antoni

[Img #18323]Dentro del proyecto de reforma del mercado de Sant Antoni, de Barcelona, un equipo dirigido por los arqueólogos Emilio Hinojo García y Jacinto Sánchez Gil de Montes, ha descubierto bajo el subsuelo testimonios muy valiosos de la Barcino de hace dos milenios y de la Barcelona del siglo XVII, como los restos del baluarte de Sant Antoni y su sistema defensivo, planta pentagonal con 90m metros de longitud, 2,10 metros de anchura y 5 de altura, revestidos en sillares de piedra de Montjuic y relleno de otras piedras y morteros de cal.  

 

Las excavaciones también han encontrado el tramo de la Vía Augusta a su paso por Barcino y en sus laterales, estructuras funerarias de este tiempo romano, restos de lechos funerarios y piezas de ajuar, así como una escultura con la cabeza de un adolescente que pudo formar parte de algún monumento funerario.

 

La Vía Augusta fue una adaptación ‘a la romana’ de una camino trazado por los griegos que llegaron a Iberia por los Pirineos, y desde Ampurias se desplazaron hasta el sur peninsular para alcanzar el Reino de los Thartesos, descubierto por los fenicios; un territorio rico en minerales con importante industria metalúrgica. Vía que los romanos convirtieron en una calzada estratégica en su afán de incorporar Hispania, la Citerior y la Ulterior, al Imperio, con Tarraco como centro estratégico, y una Barcino convertida en colonia cada vez con mayor atractivo.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress