Fuente: MECD
Jueves, 7 de agosto de 2014

Restauradas las esculturas de la fachada y escalinatas del Museo Arqueológico Nacional

[Img #18706]El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), acaba de restaurar las esculturas de la fachada y escalinatas del Museo Arqueológico Nacional (MAN), en Madrid. Los últimos trabajos se han llevado a cabo durante cuatro meses para tratar las dos esfinges de bronce de la escalera principal de acceso al Museo, una intervención con la que concluye el proyecto por el que se han aplicado tratamientos de conservación y restauración a un total de nueve esculturas: las dos esfinges de bronce, cinco esculturas de mármol en la escalinata interior y dos esculturas pétreas de la fachada que representan a los artistas Velázquez y Berruguete.

 

El proyecto de conservación y de restauración de la fachada y escalinatas del MAN, que se redactó y se ha dirigido desde el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), tenía un presupuesto de 143.735,97 €.

 

Las dos esfinges metálicas, con cuya restauración termina el proyecto, se encuentran ubicadas en la fachada principal del Museo Arqueológico Nacional, situadas a ambos lados de la escalera de acceso. Representan a dos esfinges aladas, tocadas con un gorro frigio. Se trata de bronces fundidos con la técnica de la cera perdida, y conservan una admirable pátina de carbonato básico de cobre generalizada, reposan sobre una pequeña peana del mismo metal. Son obra del escultor Felipe Moratilla y su cronología data de 1891 a 1895.

 

El tratamiento aplicado en los metales se basa en la limpieza de las superficies, la estabilización de los procesos corrosivos y la aplicación de películas de protección a fin de proteger las esculturas en el futuro.

 

Cabe destacar que el programa iconográfico de las fachadas del edificio se determinó en 1891 por parte de la Junta de Obras y las Secciones de Escultura y Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Para este propósito se contó con los escultores más prestigiosos y galardonados en aquel momento. La mayor parte de la decoración se sitúa en la fachada del paseo Recoletos y en la calle Serrano. En las dos esculturas situadas junto al paramento, a ambos lados de las puertas de acceso, están representados Alonso Berruguete, del escultor José Alcoverro i Amorós, y Diego Velázquez, obra de Celestino García Alonso.

 

La intervención ha sido dirigida por las conservadoras-restauradoras Soledad Díaz Martínez (bronce) y Noelia Yanguas Jiménez, (pétreos), ambas restauradoras del Servicio de Conservación y Restauración de Obras de Arte y Patrimonio Arqueológico y Etnográfico (CROAPAE) del IPCE.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress