Domingo, 21 de marzo de 2010
Madrid

El paisaje desnudo de Beulas, en la Galería Ansorena

[Img #2194]Una serie de 48 pinturas presentadas por José Beulas (1921) en la Galería Ansorena, de Madrid, nos traslada a paisajes donde la esencia de la naturaleza prevalece sobre cualquier argumentación temática. Y es que éste artista, nacido en Santa Coloma de Farnés, Gerona, sintió la llamada de la tierra pirenaica cuando, durante el servicio militar en Huesca, trazó aquella dimensión desde un post-impresionismo que, poco a poco, fue fijando la atención en un detalle, a modo de referencia, para que el tono de sus pinturas se impusiera a la letra, consiguiendo una sinfonía que intuye alma en la naturaleza.

José Beulas amplió estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid, donde presentó su primera exposición individual el año 1950, en la Sala Quijote; fué pensionado en El Paular, becario de la Fundación Juan March, y del Ministerio de Asuntos Exteriores en la Academia Española de Roma, tiempo que aprovechó para conocer y pintar en Italia. Y su consideración como paisajista alcanzó el reconocimiento internacional, cuando participa en la Bienal de Alejandría en 1961, y recibe premios y condecoraciones, entre éstas la Cruz de Caballero de Isabel la Católica.

En la exposición de la Galería Ansorena, el paisaje de Beulas es una síntesis en la que las líneas del paisaje y la abundancia tonal, ocres y sienas especialmente, se unen a una figuración sobria por concisa, con planos y horizontes entre los que lo mínimo se eleva a categoría; son las tierras de Aragón que inspiran un tratamiento a veces muy cercano a la abstración, en el que su depurada técnica adquiere grado de Excelencia.

La obra de José Beulas, pintor de muy alto rango, se clausurará en Ansorena, calle Alcalá 52, el 9 de abril.
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress