Fuente: Región de Murcia
Jueves, 16 de octubre de 2014
Del 15 de octubre al 24 de noviembre

Murcia conmemora el centenario de la muerte de El Greco con la exhibición de uno de sus cuadros en el Museo de Bellas Artes

[Img #19297]La Consejería murciana de Educación, Cultura y Universidades ha traído a la Región uno de las obras de El Greco para conmemorar el cuarto centenario de la muerte de este emblemático pintor. El cuadro, titulado ‘San Francisco en oración ante el Crucificado’, se podrá ver en el Museo de Bellas Artes de Murcia desde el 15 de octubre y hasta el 24 de noviembre.

 

La exposición se completa con una conferencia a cargo de la jefa del departamento de Pintura Española del Renacimiento del Museo del Prado, Leticia Ruiz Gómez, así como con talleres y visitas guiadas especiales centradas en la obra y la figura del genial pintor.

 

La directora general de Bienes Culturales, María Comas, destacó la oportunidad que supone esta conmemoración para contemplar un Greco en Murcia. “La Consejería de Educación, Cultura y Universidades ha hecho un enorme esfuerzo para sumarse a los actos conmemorativos por su cuarto centenario y la mejor manera era poder traer una de sus obras para que todos los murcianos puedan disfrutar de la maestría de uno de los autores más relevantes de la Historia del Arte”, señaló María Comas.

 

Esta pintura, datada en torno a 1585, pertenece a la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao, que la ha cedido como parte de los actos de homenaje que se celebran este año con motivo del cuarto centenario del fallecimiento del pintor cretense afincado en Toledo.

 

‘San Francisco en oración ante el Crucificado’ se exhibirá en una sala del Museo de Bellas Artes especialmente acondicionada para albergar una obra de esta categoría. Además, el servicio de guías del museo prestará una especial atención a esta obra, realizando una explicación sobre su montaje a petición de los visitantes.

 

El cuadro, uno de los más tempranos y de mayor calidad de los que han llegado con este temática, representa al santo orando en la cueva del monte Alvernia, a unos 160 kilómetros de Asís, vestido con una cuerda de tres nudos que simbolizan los votos de la orden franciscana.

 

La figura presenta las manos cruzadas en actitud de veneración, la derecha sobre el corazón y la izquierda dispuesta en una de las posiciones típicas de la iconografía de El Greco, como ‘El Caballero de la mano en el pecho’.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress