Fuente: Junta de Extremadura
Domingo, 23 de noviembre de 2014
(Cáceres), hasta el 29 de marzo de 2015

El Museo Vostell Malpartida presenta una muestra de la artista portuguesa Túlia Saldanha

[Img #19699]El Museo Vostell Malpartida acoge, desde el día 21 de noviembre hasta el 29 de marzo de 2015, la exposición “Túlia Saldanha”, organizada por el Centro de Arte Moderno de la Fundación Calouste Gulbenkian de Lisboa y que recupera el legado de esta artista portuguesa, una de las primeras en su país que trabajó con la “performance”, el “environment” y la instalación.

 

La retrospectiva de Túlia Saldanha (1930-1988) llega al Museo Vostell Malpartida en itinerancia tras haber permanecido durante el pasado verano en la capital de Portugal. Realiza un recorrido por el trabajo de esta artista plástica, definido por la presencia ambivalente de lo carbonizado (de lo negro), que es entendido como una “relación intensa entre el morir y la transformación que permite continuar viviendo”, una premisa particularmente evidente en su serie de “naturalezas muertas quemadas” o en las obras realizadas con maletas de viaje.

 

Al mismo tiempo, esta exposición enfatiza la importancia que ha tenido Wolf Vostell, desde Extremadura, en la formación de la protagonista de la muestra y de otros artistas portugueses de su generación. Por ejemplo, en la obra “Los ojos son para quien quiere ver”, Túlia Saldanha despliega un mapa con los puntos geográficos clave en su desarrollo artístico: su localidad natal, Macedo de Cavaleiros, está conectada con Oporto, Coímbra, Lisboa y Malpartida de Cáceres.

 

El influjo de Vostell, junto con el movimiento Fluxus y el Museo Vostell Malpartida, es notable en la trayectoria de Túlia Saldanha. De hecho, esta artista participó, en 1979, en la segunda Semana de Arte Contemporáneo de Malpartida (SACOM), organizada por Wolf y Mercedes Vostell, y donó a las colecciones del museo una obra titulada significativamente “Homenaje a Maciunas” (en referencia al fluxista lituano George Maciunas).

 

Porosidad de la raya

La directora general de Patrimonio Cultural extremeña, Pilar Merino, destacó la “porosidad” de la Raya desde los inicios del Museo Vostell Malpartida, que “ha servido de punto de encuentro y de polo de atracción recíproco entre los artistas portugueses de vanguardia y Wolf Vostell”. Por eso, según Merino, hay que hablar de “comunicación fructífera” y de la constatación de que “el arte hace más permeable, si cabe, la frontera entre los países y su acervo cultural”.

 

La responsable extremeña de Patrimonio Cultural añadió que gracias a las Semanas de Arte Contemporáneo del Museo Vostell Malpartida de finales de los setenta y principios de los ochenta del siglo XX, este espacio museístico “cuenta con una extraordinaria colección permanente dedicada al arte conceptual en la que predominan las obras de artistas portugueses, junto a las obras de creadores españoles y polacos”.

 

De Túlia Saldanha, Merino dijo que fue “una auténtica pionera de la performance y la instalación en Portugal” y ha alabado la “intensidad y sutileza” de su obra, que se podrá apreciar en la exposición que ahora se inaugura, una propuesta que reconstruye “su propia personalidad como mujer y como artista, desde sus orígenes en el mundo rural hasta la conquista del espacio urbano” y que “ilustra a la perfección el objetivo del Museo Vostell Malpartida de conjugar lo local y lo internacional”.

 

La muestra recuerda también dos intervenciones realizadas por Túlia Saldanha en colaboración con el escultor alemán Robert Schad: “100 horas dibujando” (realizada en Coímbra entre el 4 y el 9 de diciembre de 1981) y “33 horas dibujando” (desarrollada en Lisboa en abril de 1983).

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress