José Pérez-Guerra
Sábado, 20 de diciembre de 2014

El valor económico del idioma español cotiza en alza

[Img #19931]En una mesa redonda celebrada en el Instituto Cervantes, de Nueva York, se ha informado del proyecto de investigación sobre el idioma español de la Fundación Telefónica, que ha originado trece monografías en las que se ha puesto de relieve que se trata del mayor activo del mundo hispánico, desde múltiples consideraciones; activo inmaterial, pero que aporta grandes beneficios.

 

Si tenemos en cuenta que el idioma es un vehículo de comunicación, el hispanohablante tiene la ventaja de poder interrelacionarse directamente con una parte importante de la población en un mundo cada vez más globalizado. De ahí que el catedrático José Luis García Delgado, uno de los autores de este trabajo de investigación de la Fundación Telefónica, afirme que ‘el español multiplica por 4 los intercambios comerciales entre los países de habla hispana’. Y son muchos. En la mayor parte de América se habla español, desde México a Chile y Argentina. En Estados Unidos, a pesar de la ‘inmersión anglo’ practicada desde sus inicios, se constata que todavía subsiste en lo que se consideró un ‘cementerio de las lenguas’, manteniendo una pujanza que se acrecienta por la continua llegada de emigrantes, siendo ya, según el último censo, 52 millones de hispanos en unos Estados Unidos que llevan camino en ser una nación bilingüe, lo que le reportaría el beneficio de las dos lenguas -inglés y español- en las que el mundo globalizado está llamado a entenderse.

 

El español es el resultado de la expansión y ‘mundialización’ del romancero castellano; de un idioma extendido por la mayor parte de Hispania y que llega a las Américas y al Pacífico y emprende el vuelo… cuando la I de Hispania salta y vuela hacia los lomos de la N convirtiéndose, N e I, en Ñ. Es cuando se consolida el español… Un idioma hablado por más de 500 millones personas; la mayor parte de ellas en América, pero activo en todo el mundo porque son muchos los que lo conocen y lo utilizan. Porque los idiomas no son instrumentos políticos, sino vehículos de interrelación entre los pueblos. Ese es su inmenso valor.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress