Miércoles, 7 de abril de 2010
Getafe (Madrid). En la Galería dARTE en la Sala Pablo Serrano

"Presencia en Getafe", 1975-2010, retrospectiva de Romeral

Enviar por email
[Img #2293]La exposición "Presencia en Getafe" es una retrospectiva del artista José Luis López Romeral abierta en dos espacios de la ciudad donde, desde 1975, ha desarrollado un intenso discurso marcado por la sobriedad, y el que el grano de mostaza alimenta la ilusión de los trayectos, con recuerdos y circunstancias generando sutilezas. Por eso sus cuadros, y esculturas, son imágenes de sensaciones acumuladas. Los bodegones, género que presenta en la Galería dARTE, aparecen como remembranzas que clavan sus raíces en el hogar familiar, en San Martín de Montalbán, villa toledana donde nació en 1952; donde falleció su padre y creció junto a su madre, Rosario Romeral, que lo encauzó hacia el Seminario Menor de Toledo, donde estudió unos años. Y cumplido 15, llegó a Madrid para trabajar en una fábrica de automóviles y prepararse para el oficio de pintor, que era su vocación.

Romeral es, desde principio de los setenta, un reportero que al pintar, se ha ido retratando. Y es que, con trazos realistas e hiperrealistas, señala los ecos de su intimidad de una manera recoleta; como si aunase ilusiones, sueños y remembranzas en unas texturas que explican con lijas la grandeza de lo humilde, flechas orientando rumbos; o buscando en su serie astronautas esos horizonte a los que solo puede llegarse con alas de la ilusión; cuando lo mágico, también forma parte de la vida. Son paisajes, homenajes o visiones, con El Greco, Toledo, Dulcinea..., pinturas y esculturas que se muestran en la Sala Pablo Serrano, que ahora inicia una nueva etapa en Getafe.

Ha escrito Carlos García-Osuna que Romeral "es como el agua purísima al plasmar sus bodegones". Y es que a la superficie de estos cuadros, como reflejos, se asoma el pintor que, desde hace 35 años, representa en cuadros y esculturas la esencia de su tierra, la historia en su cultura, y múltiples circunstancias personales. Retrata la geografía de San Martín de Montalbán; a su madre y a toda su familia, también a los afectos. Con una ascética empapada de mística: porque también en los cuadros de Romeral -como en los pucheros de Santa Teresa- está el espíritu de su autor.

Desde su primera individual en Getafe, en 1976, Romeral ha recorrido un largo camino con el epicentro en la ciudad donde trabaja. Ha protagonizado exposiciones en toda la geografía española y en el extranjero; ganado primeros premios en certámenes nacionales, y su obra figura en colecciones principales.

Esta retrospectiva de 35 años de "Presencia en Getafe", sigue abierta hasta el 27 de abril en la Galería dARTE, calle Casarrubuelos 10; y en la Sala Pablo Serrano, Avda. de los Arcos del Agua s/n, hasta el 15 de mayo.
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress