Sábado, 31 de enero de 2015
(Málaga), hasta el 12 de abril de 2015

Juan Saldaña muestra en la Fundación Unicaja de Antequera el trasfondo emotivo y social de la copla

[Img #20269]En los tres años últimos, el pintor Juan Saldaña se ha dedicado a pintar el ambiente musical de la copla, un género musical recurrente que trata de escenificar la canción que cala tanto como suena. Y el resultado de su proyecto se presenta en la exposición ‘Que se me calen los huesos. También se llamaba copla’ abierta en la Fundación Unicaja de Antequera, con obras como ‘La Loba’, ‘Maldito parné’, ‘Tengo que hacer un rosario’ o ‘Pá duquitas negras’ que son como ‘soberbios ejercicios de retrato clásico’ que centran su temática en los sentimientos y las relaciones humanas, así como ciertos tabúes como sexualidad, lucha de clase, inmigración o problemas de comunicación.

 

Para el artista la muestra es ‘muy teatral, nada espontánea y en la que todo está muy pensado’. Saldaña ha entrado en el mundo de la copla y ha vivido el espectáculo mientras pintaba estos ritmos de la vida; por eso, dice, ‘es una exposición muy figurativa, pero a la vez muy libre y muy dibujística’. Es una narración de ritmos y voces con mucha trastienda.

 

Saldaña (Alcolea del Río, Sevilla) es delineante, arquitecto técnico y licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada. Trabaja como docente, y su obra se ha ido mostrando en colectivas e individuales abiertas en espacios españoles. Ahora presenta su proyecto ‘Que se me paren los pulsos. También se llamaba copla’, en la sala de exposiciones de la Fundación Unicaja en Antequera, donde se exhibirá hasta el 12 de abril de 2015.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress