Lunes, 13 de abril de 2015
Mallorca, hasta el 6 de junio

Álvaro Gil lleva su ‘Apartamento’ a los espacios de la galería L 21 de Palma

Enviar por email

[Img #21031]En esta exposición el artista Álvaro Gil reflexiona sobre la utilidad de su trabajo. Sus esculturas, hechas a partir de la ‘customización’ y el DIY –hazlo tú mismo-, se sitúan en un límite entre utilitario y decorativo. Diariamente se plantea si lo que hace tiene sentido o si es una ocupación estúpida cuya única finalidad es la de entretenerse. Para él, es incluso más estúpido pensar en la posibilidad de que otra persona quiera alojar su obra en su casa. Así, concibe sus esculturas como diccionarios formales que aluden a la ‘absurdidad’de los objetos, tanto en su realización, como en su adquisición. Al crear esta serie de obras para el espacio de la galería L 21, que las presenta con motivo del programa ‘Art Palma Brunch’, es el propio autor el que realiza dos tareas inexplicables: la creación de estas piezas y su exhibición en un espacio doméstico.

 

La exposición se articula en torno a la convivencia doméstica con la obra de un solo artista. En este caso, las esculturas de Álvaro Gil (Corella, 1986) permite que la relación con el espacio sea muy directa, pudiéndose acoplar con el mismo. Las piezas ofrecen la posibilidad de ensamblaje con el propio espacio, con el mobiliario. Poseen la capacidad de fusionarse con los muebles y de unirse a ellos. La selección de las obras es una muestra del ideario del artista, pensado a modo de colección. Un conjunto de piezas que recoge y ejemplifica sus prácticas artísticas.

 

Álvaro Gil irrumpe con su ‘stupid dream’ en el Apartamento para modificar el espacio y ‘tunearlo’; en la galería L 21, San Martín 1, Palma de Mallorca, hasta el 6 de junio de 2015.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress