Domingo, 2 de mayo de 2010

Sevilla

Obra reciente de Miguel Ángel Campano en la Galería Rafael Ortiz

[Img #2426]El espacio aparece en la pintura de Miguel Ángel Campano (1948) como un encuadre donde se miden conceptos que asoman a la superficie, como si éste fuese la piel a la que fluye un estado de emociones, con todo el trasfondo que imaginarse pueda, como se manifiesta en la exposición de obra reciente abierta esta primavera en la Galería Rafael Ortiz.

Es la obra de un artista formado en Arquitectura y en Bellas Artes en Madrid y Valencia que, en la década de los ochenta, se distinguió como artista joven en muestras como "1980" de la Galería Juana Mordó y "Madrid DF" del Museo Municipal de Madrid, profesional que fue creciendo en París primero y en Mallorca después, donde reside desde hace años, cuando ya había abandonado el automatismo inicial y de la abstracción geométrica pasa a la llamada "action painting" para ahondar en la abstracción donde la materia se abre a múltiples considerandos; vienen series alegóricas, paisajes y bodegones, una impresión naturalista y amagos cubistas, porque Campano es su propio discurso trazado a tenor de las circunstancias del trayecto vivido.

En 1996 el Ministerio de Cultura le otorgó el Premio Nacional de Artes Plásticas. Y su obra forma parte de colecciones como British Museum, de Londres; Museo Reina Sofía, de Madrid; Centro Georges Pompidou, de París; Museo de Arte Abstracto, de Cuenca y Banco de España, entre otras. La exposición de Campano en la Galería Rafael Ortiz, de Sevilla, se clausurará el 11 de junio.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress