Lunes, 10 de mayo de 2010

Tomelloso (Ciudad Real)

Acuarelas de Javier Mateo en La Posada de los Portales

Enviar por email

[Img #2469]Una crónica de La Mancha, pintada por Javier Mateo, se presenta con el título "Del color y el agua" en La Posada de los Portales, de Tomelloso, el lugar soñado por Don Quijote porque allí moraba su señora Dulcinea. Un conjunto de paisajes realizados con la técnica de la acuarela, con la que este artista nacido en Campo de Criptana, con residencia en Herencia (la ciudad donde nació Agustín Úbeda, otro pintor de rutas encantadas), recoge imágenes de molinos, acuíferos, calles y fachadas encaladas junto a iglesias y transeúntes en sus faenas.

Javier Mateo utiliza la acuarela para calar el papel de formas y transparencias; es un maestro del grafito, del dibujo que recrea y establece equilibrios entre motivos y espacio: sintiendo en los colores la esencia de los blancos que van descubriendo sustancias azules, siderales, en un ambiente claro donde el ayer y el ahora son momentos de esa memoria pintada escuetamente. Porque como ha señalado el académico toledano Mario Alonso Aguado, es un artista que posee "un gran acierto en la composición, una ajustada ponderación en el sabio juego de los tonos. Dibujo seguro, color limpio, luz y sombras armoniosamente se dan la mano para lograr una obra de elegante simplicidad".

La exposición "Del color y el agua", de Javier Mateo en Tomelloso, se clausurará el 23 de mayo.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress