Lunes, 25 de enero de 2016
Gijón

Pintura de Oyágüez y escultura Curiá en la sala Aurora Vigil-Escalera

[Img #23486]Aunque investigan y crean en distintas materias, la pintura de Guillermo Oyágüez y la escultura de Jesús Curiá dialogan a la perfección en los espacios de la sala Aurora Vigil-Escalera, en una serie de obras cuyo contraste potencia sus respectivos valores.

 

El artista malagueño Guillermo Oyagüez (1970) está considerado como uno de los creadores mejor pertrechado dentro de la nueva figuración española, con una obra que se ha ido dando a conocer en muestras colectivas e individuales, dentro y fuera de España. Junto a esta pintura en la que el artista se inspira en paisajes y arquitecturas de Boston, Estados Unidos, que resuelve desde su querencia con una narración de raíz neo-impresionista, están las esculturas de su amigo Jesús Curiá, un madrileño nacido en 1969 que se inspira principalmente en la figura humana, para lo que emplea distintos materiales, desde el bronce y el acero cortén a la madera o la piedra, incorporando el cromatismo y diversas texturas.

 

En la exposición ‘Oyágüez-Curiá’ se interrelacionan dos discursos de autores jóvenes que desde sus propios temperamentos crean en distintos soportes una obra que conjuga naturaleza física y anímica; en la sala Aurora Vigil-Escalera, de Gijón, hasta final de marzo de 2016.[Img #23487]

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress