Lunes, 18 de abril de 2016
Madrid, hasta el 13 de mayo

El viaje a Moscú de Ninoska en la galería Ansorena

[Img #24175]Hace tres años Ninoska Gracia viajó a Moscú y ahora presenta en la galería Ansorena la ciudad que vivió con los colores que la sentía, imágenes trazadas con pinceladas enérgicas y rápidas de paisajes y construcciones donde los colores son el resultado de una alquimia que se genera entre los impactos objetivos y las sensaciones subjetivas; un mundo nuevo ‘de colores, estampados y arquitectura’ sobre el que ha venido trabajando en los últimos tiempos; la crónica de un viaje convertido en un empeño de tonos angulares. 

 

En el recorrido se detiene ante la ‘Catedral de San Basilio’ o ante ‘Pequeñas iglesias ortodoxas’ que recrea con cera sobre papel; recuerda ‘Vitrinas del Metro de Moscú’ y una ‘Entrada al Museo Pushkin’, que pinta al óleo sobre lienzo, y no falta el ‘Abedul y casa de madera’ o ‘Flores en jarrón ruso’ porque en esos tema rememora un viaje que le proporcionó un cúmulo de ilusiones ante un mundo nuevo.

 

Ninoska (Madrid, 1965) crece entre las pinturas de su padre, Manuel de Gracia; y estudia en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense; y su primera exposición individual, el año 1989 en Madrid, fue el inicio de una trayectoria profesional en la que ha recibido numerosas distinciones, entre ellas una Beca del Ministerio de Cultura y el Primer Premio de Pintura de la Fundación Amigos de Madrid en 1988 que fueron estímulos en su arranque. Se trata de una obra de soplo fauvista que entra por los sentidos y alcanza los sentimientos.

 

Esta crónica sobre Moscú de la pintora Ninoska, se presenta en la galería Ansorena, nº 52 de la calle Alcalá, Madrid, hasta el 13 de mayo de 2016.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress