Amalia García Rubí
Lunes, 25 de abril de 2016
Madrid. Hasta el 23 de mayo

Álvaro Alcázar celebra su 10 aniversario con una gran colectiva de artistas de la galería

[Img #24234]La galería Álvaro Alcázar cumple diez años de andadura y lo celebra en su sede de Madrid con una colectiva especial que reúne a ocho grandes artistas nacionales e internacionales del amplio elenco que configura sus fondos. Esta selección pretende hacer honor a los mejores y más representativos nombres de esta veterana sala de arte contemporáneo, dedicada a la difusión y potenciación de un coleccionismo de calidad. Mari Puri Herrero, Eduardo Arroyo, Luis Canelo, Rafael Canogar, Anthony Caro, David Nash, Simon Edmonson y Peter Krauskpof, son los artistas elegidos. Sin embargo, a ellos se suman otros muchos pintores y escultores de primera fila que han venido trabando la historia de una de las galerías madrileñas de mayor prestigio, tanto a nivel nacional, como fuera de España.

 

La muestra conforma una variada panorámica organizada por Álvaro Alcázar con el objetivo de reflejar algunas de sus criterios estéticos, tanto en obra pictórica como en escultura. De ésta última destacan las piezas en diversos materiales, madera y metal fundamentalmente, de dos grandes figuras británicas de generaciones distintas como son Anthony Caro (1924-2013) y David Nash (1945). Ambos encarnan la esencia de la nueva escultura y están interesados en cierto land art, con una importante ligazón con el paisaje español. Han protagonizado diversas exposiciones de obra al aire libre en distintos parajes de nuestra geografía. La obra de Nash está especialmente imbuida en el lenguaje de la naturaleza, y dentro de ésta en el árbol como símbolo e instrumento fundamental para realizar sus piezas escultóricas a través de procesos de vaciado, quemado, talado, etc. Junto a ellos, otro anglosajón dedicado a la pintura, Simon Edmonson, Londres 1955, y también muy vinculado a España, desarrolla unos trabajos de enorme calado donde las visiones ensoñadas y la abstracción de los motivos entremezclan realidades evocadas de sugerente expresión sensorial. Como contraste, la obra genial e irrepetible de Eduardo Arroyo, Madrid 1937, participa tanto de las corrientes sociopolíticas contestatarias de su tiempo, con implicaciones críticas desde una singular estética pop, cuanto de su afición por la literatura, el cine y la historieta. Con una figuración ácida que a menudo roza el misterio surrealista, las vistosas imágenes de collage y tintas planas, son un sello de identidad de una obra inconfundible.

 

Dentro de la abstracción lírica, dos grandes españoles se hacen eco de momentos distintos en la reciente historia del arte de nuestro país: Rafael Canogar, cuya larga trayectoria sería imposible de reducir aquí, Toledo 1935, ha pasado por períodos abstractos y figurativos muy diversos, siendo en la actualidad uno de los más fieles precursores de la pintura color field, con grandes obras fundamentadas en la abstracción cromática entre el orden de la geometría y la libertad del gesto; y Luis Canelo, Cáceres 1942, gran “hacedor de mundos” como se le designó cierta vez, mantiene desde siempre una línea pictórica comprometida con la poética de la abstracción inspirada en la naturaleza, a partir de la cual crea microcosmos muy personales en los que se hermana lo orgánico y lo universal. Finalmente, Mari Puri Herrero, Bilbao 1942, es un punto y aparte en esta muestra. Autora inclasificable, con una importante obra pictórica y gráfica,  y un marcado sentido de lo representativo no naturalista, su trayectoria es fundamental para describir la intrahistoria de su tierra natal, sin aludir en ningún momento al realismo decimonónico. Destacan sus figuraciones coloristas, preñadas de influjos de los grandes maestros, y al mismo tiempo, la enorme personalidad creativa de una de las más destacadas representantes del panorama plástico vasco. Para terminar, la obra del pintor alemán Peter Krauskopf, 1966, de quien Álvaro Alcázar celebró no hace mucho una gran individual, cierra esta interesante colectiva  que configura la parte primera de este recorrido, que concluirá con una segunda muestra con el fin de abarcar a todos los artistas de la galería.

 

 

Galería Álvaro Alcázar, c/ Castelló 41, de Madrid. Hasta el 23 de mayo.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress