Miércoles, 20 de julio de 2016
(Salamanca), hasta el 31 de agosto

Venancio Blanco y Antonio Carnicero, con la tauromaquia como eje, en el Palacio de los Águilas de Ciudad Rodrigo

[Img #24917]Una colección de 60 esculturas en broce con el tema tauromaquia, de Venancio Blanco (Matilla de los Caños, 1923), y dibujos de caballos dedicados a la doma vaquera, junto con otros dibujos de caballos realizados por Antonio Carnicero (Salamanca, 1748-1814), se interrelacionan en una muestra presentada en el Palacio de los Águilas, de Ciudad Rodrigo, comisariada por José Ramón Cid Cebrián, con recreaciones del mundo rural salmantino, a pesar de la distancia en los tiempos, técnicas y soportes. Se trata de un proyecto expositivo impulsado por Iberdrola y la Fundación Duque de Soria que gestiona el Palacio que le da acogida, con obras de dos artistas de la tierra, pretendiendo conmemorar el sexagésimo aniversario del Bolsín Taurino de Ciudad Rodrigo, el certamen de noveles del toreo más antiguos del mundo.

 

Venancio Blanco nació y se crió en el Campo Charro; y sus raíces siguen nutriendo su arboladura intelectual y artística que se extiende a un mundo sin fronteras. De ahí que sus dibujos y esculturas retraten a toros y caballos, y un alrededor que incluye al hombre. Por eso para este maestro de 93 años ‘las encinas muertas de las dehesas salmantinas son el mejor museo al aire libre de arte contemporáneo’.

 

‘A pesar de que se llevan dos siglos, con esta exposición hemos puesto a dialogar a los dos artistas’, señala el comisario; una muestra abierta en el Palacio de los Águilas, joya del Renacimiento en la Península Ibérica, que se mostrará hasta el 31 de agosto de 2016.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress