Amalia García Rubí
Viernes, 21 de octubre de 2016
Madrid. Hasta el 20 de noviembre

Entre líneas, pinturas de Rubén Fernández Castón en Galería La Isla

[Img #25574]Desde que abriera sus puertas hace algunos meses en el llamado distrito DF de Madrid, la galería La Isla ha celebrado varias exposiciones siendo esta su tercera individual. Y lo hace con la obra de otro artista joven, Rubén Fernández Castón. De entrada señalar que la reciente trayectoria de este sevillano formado en Bellas Artes en su ciudad natal, con especialidad en grabado y diseño por ordenador, cuenta con el aplauso de un amplio público especializado, tanto por la visibilidad plástica de sus trabajos como por la rigurosidad técnica que los respalda. Pocos son los artistas de nueva generación que se emplean en la difícil tarea de dar a la geometría pura el valor de obra de arte con desarrollo y entidad en sí misma. A menudo, la abstracción radical o el llamado arte concreto practicado en la actualidad, se ha vinculado a una serie de reinterpretaciones vanguardistas o “neos” de dudoso interés original, cuando no de meras copias reiterativas. Salvando algunos ejemplos, en España, esta forma de expresión normativa, a menudo ha tenido un seguimiento relativo tanto por los artistas como por las galerías. Por ello, es sin duda motivo de celebración encontrarse con exposiciones de esta índole, donde artistas como Rubén Fdez Castón, se atreven a hablar de estética a través del lenguaje geométrico. Y lo hacen sin renunciar a las nuevas tecnologías, pero al mismo tiempo teniendo muy en cuenta otros aspectos que dinamizan y otorgan a sus piezas la nada fácil virtud de ser auténticas obras para contemplar.

 

“Entrelíneas”es el título elegido para agrupar un conjunto de espléndidas creaciones en cuya complejidad lineal y constructiva hallamos el singular interés del autor por llegar al límite de lo irregular en la geometría. Tanto en las esculturas o relieves como en las pinturas que aquí se presentan, Rubén parte de la idea del espacio como ámbito de desarrollo tridimensional a través del cual la obra cobra todo su valor escultórico al tiempo que reafirma la inalterable bidimensionalidad de la pintura-pintura. La abstracción es al mismo tiempo color-soporte-superficie en evolución constante, marcando límites y directrices que fuerzan al espectador a desentrañar de manera activa las tensiones ópticas provocadas. Los principios de fragmentación y desestabilización visual a base de trayectorias oblicuas y planos inclinados comportan un interés especial por hacer de la geometría ese rico universo de percepciones infinitas. Un dinamismo permanente que llevó en su día a Van Doesbourg a dejar de lado el estatismo radical basado en el ángulo recto de Mondrian, introduciendo en sus cuadros la odiada diagonal por éste último. Algo que definitivamente convertiría el estilo (De Stilj) en un campo de acción dúctil e inmenso, sin renunciar en ningún caso a la universalidad de lo mínimo.

 

Galería La Isla. c/ Doctor Fourquet 30, de Madrid. Hasta el 20 de noviembre

 

http://www.galerialaisla.com/

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress