Martes, 29 de noviembre de 2016
Exposición hasta el 26 de marzo de 2017

El esplendor del Maestro Mateo ilumina el Museo del Prado

[Img #25893]El periodo dorado de la historia de la Basílica de Santiago, comprendido entre los años 1168 y 1211, ilumina el Museo del Prado con el trabajo del Maestro Mateo; exposición organizada con la Real Academia Gallega de Bellas Artes y la Fundación Catedral de Santiago, comisariada por Ramón Yzquierdo, con una selección de 14 piezas que fueron retiradas de su emplazamiento original -la fachada occidental y el coro de la catedral- y que se conservan en el museo catedralicio, instituciones y colecciones privadas.

 

En la muestra, abierta en las salas 51 y 51 b del edificio Villanueva, se presentan nueve esculturas conocidas de la desaparecida fachada exterior del Pórtico de la Gloria, incluida la recientemente descubierta; otros elementos que también formaron parte de ella como un rosetón y dos dovelas; así como piezas clave para entender el coro pétreo, como San Mateo y Caballos del cortejo de los Reyes Magos, que hasta el siglo XVII ocupó los primeros tramos  de la nave central catedralicia. Un total de catorce piezas, algunas de las cuales vuelven a reunirse después de casi 500 años, y que por primera vez salen de sus ubicaciones habituales para mostrar en el Museo del Prado un relato nuevo y completo del trabajo del Maestro Mateo y su taller a lo largo de más de cuatro décadas en la catedral compostelana, periodo durante el cual el templo fue sometido a una profunda transformación artística y teológica.

 

Respetando los trabajos realizados durante el obispado de Diego Gelmírez, que de 1101 a 1140 supusieron un gran impulso para el proceso constructivo de la catedral ya que se consagraron los altares de la girola y la capilla mayor, se construyeron las fachadas del crucero –Portada de Platerías y Portada del Paraíso- y se iniciaron las obras de la nave longitudinal del templo, el Maestro Mateo acometió la conclusión de la basílica al menos desde 1168, año de concesión de una pensión vitalicia por parte del rey Fernando II de León, documento que puede contemplarse en la exposición.

 

Mateo y su taller llevaron a cabo importantes obras en tres ámbitos destacados: la denominada ‘cripta’, el Pórtico de la Gloria y la desaparecida fachada occidental. Realizó, además, el coro pétreo que se instaló en los cuatro primeros tramos de la nave central de la iglesia.

 

Esta exposición dedicada al Maestro Mateo y su labor en la basílica compostelana a caballo de los siglos XII y XIII, se presenta en el Museo del Prado, edificio Villanueva, Madrid, hasta el 26 de marzo de 2017.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress