José Pérez-Guerra
Sábado, 17 de diciembre de 2016

La Generalitat de Valencia pretende que la Dama de Elche vuelva a ‘su’ ciudad

Enviar por email

[Img #26025]La Consejería de Educación, Investigación, Cultura y Deporte valenciana, ha publicado en el Diario Oficial de la Generalitat una resolución encaminada a favorecer la creación de una subsede del Museo Arqueológico Nacional, MAN, en el actual Museo Arqueológico y de Historia de Elche con el objetivo de albergar definitivamente la Dama de Elche, que se encuentran en el MAN, Madrid.

 

La Dama de Elche llegó al Museo Arqueológico Nacional en marzo de 1971 tras recorrer un largo itinerario desde el momento en que (el 4 de agosto de 1897), casualmente, se encontrara en la finca de Manuel Campello del término municipal de Elche; escultura que el erudito local Pedro Ibarra llamó ‘Apolo’ y los ilicitanos la saludaron como ‘Reina mora’; hallazgo del que Ibarra informó tres días después en el periódico ‘La Correspondencia Alicantina’; y el 18 del mismo mes, dos semanas después del hallazgo, Manuel Campello se la vendió al francés Pierre París por 4.000 francos, pasando al Museo del Louvre. Y España se quedo sin esta pieza que es el rostro de la cultura ibérica. En el Louvre permaneció hasta que, tras la invasión alemana en la II Guerra Mundial, se trasladase por motivo de seguridad al Castillo de Montadeu, al sur de Francia. Fue cuando el mariscal Petain instaura un gobierno colaboracionista con Alemania, circunstancia que aprovecha Franco para solicitar su devolución con otras obras de arte españolas que permanecían en el país vecino. Y se produjo un intercambio de obras que posibilitó la llegada a España el 10 de febrero de 1941 con otras como el Tesoro de Guarrazar y relieves prerromanos de Osuna.

 

La Dama de Elche se instaló en el Museo del Prado, de donde pasó años después al Museo Arqueológico Nacional por estimarse que era el lugar más adecuado para este rostro de la cultura ibérica, donde se pone en valor, pues representa nuestra prehistoria, un discurso común imposible de ‘leer’ y ‘comprender’ si cada página o pieza de ese tiempo se dispersa. La pretensión del Ayuntamiento de Elche y de la Generalitat Valenciana de establecer una subsede en el Museo Arqueológico y de Historia ilicitano es un sinsentido: porque con el mismo argumento Baza podría solicitar otra subsede para su Dama, y también numerosos municipios de la geografía española donde se encontraron obras estelares, como Guarrazar, Carambolo, Torredonjimeno, Porcuna o Villa de las Tajuñas. España cuenta con otros museos y archivos nacionales: Nacional de Escultura con sede en Valladolid; de Cerámica en Valencia; de Arte Romano en Mérida… Archivo de Indias en Sevilla, o el de Simancas… instituciones que, siguiendo la lógica del Ayuntamiento de Elche y la Generalitat Valenciana, deberían establecer subsedes en cada uno de los lugares donde se encontraron o crearon las obras de sus fondos… Así los museos del Prado, Louvre o MoMa deberían devolver las obras a los lugares de origen… Y como Picasso desde muy joven creó en Francia, su inmenso caudal podría ser reclamado, y hasta el ‘Guernica’ creado en París…   

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress