Miércoles, 7 de julio de 2010
Madrid

Udo Nöger en la Galería Álvaro Alcázar

[Img #2901]El trabajo del alemán Udo Nöger se puede definir como una abstracción monocroma en el contexto de la luz con rasgos gráficos, cortes y dibujos en carboncillo. Su obra, expuesta en el cierre de temporada de la galería Álvaro Alcázar, se caracteriza principalmente por la luz, la pintura, el espacio y el objeto, intentando crear un espacio pictórico que simbolice esa fuerza lumínica en continuo movimiento.

Un movimiento de luz a través de los diferentes tonos del blanco. Cuando los sentidos se sumergen en estos paisajes, el resultado es una sutil modulación lumínica que es una de sus características. La captura de la materialidad de la luz permite, al mismo tiempo, una mirada creadora por parte del espectador que varía según el momento. El camino artístico de Udo Nöger (Enger, 1961) le lleva desde el figurativismo de los años 80, de oscuras figuras arcaicas en un intento de unir hombre y naturaleza, a una cada vez más latente confrontación entre figuración y conceptualización. Esto le llevará a finales de los años 90 a reducir esos elementos en pro de la materia para llegar finalmente a la abstracción.

Esta característica se irá intensificando en los últimos años, generando un lenguaje centrado en la pintura en sí misma: proceso pictórico, lienzo soporte, textura del color y efecto ilusorio de la misma. Nóger creará campos monocromos de color, definiendo en ellos estructuras circulares o paralelas en una forma de concretar los elementos esenciales. En este sentido el objeto no es solo la ilusión, sino que se percibe de una forma tangible. De este modo la luz será el epicentro de su trabajo.

La exposición de Udo Nöger, en la Galería Álvaro Alcázar, calle Castelló 41, se clausurará el 31 de julio.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress