​Ramón Ribera
Domingo, 19 de marzo de 2017

Miguel Blay (1866-1936)

[Img #26646]Conjuntamente el Museo de la Garrotxa (Olot. Girona) y el Museo de Arte de Girona han organizado sendas exposiciones complementarias (entre otros actos) con motivo del 150 aniversario del nacimiento del destacado escultor Miguel Blay i Fábrega, testimonio de ambas muestras, la de Girona se puede ver hasta el 27 de abril, es el cuidado (con excelentes fotografías) catálogo que presentamos y en el cual han participado diversos historiadores del arte.

 

El catálogo es el complemento de ambas exposiciones: Miguel Blay. Sentimiento olotí (Olot), clausurada el 15 de enero, y Miguel Blay, el camino del éxito (Girona), la primera presentó los lazos que el escultor siempre mantuvo con su población natal, periodo de formación inicial, y la gratitud que siempre tuvo presente con ella, en dicho museo se conserva mucha obra suya; con respecto a la de Girona, parte del periodo de 1888 momento en que se le concede una beca por parte de la Diputación para estudiar en París y Roma, hasta que se instala definitivamente en Madrid con una fama y prestigio patente; en ambas se han podido ver  casi un centenar de obras escultóricas, dibujos, fotografías y documentos, cedidas por diferentes instituciones museísticas y colecciones particulares. Así tenemos que el catálogo se estructura en dos amplios apartados: -Blay un olotí ilustre (Pilar Ferrés Lahoz), donde repasa la vida y trayectoria del artista, desde su nacimiento en Olot, hasta su muerte acontecida el 1936 en Madrid; -Un olotí en las capitales del arte: Miguel Blay, pensionado en París y Roma (Mª Lluïsa Faxedas Brujats): El concurso 1887-1888, París, 1888-1891, Roma, 1891-1893; “Los primeros fríos”, el primer éxito de Miguel Blay (Mercè Doñate Font), donde se estudia y analiza una de las obras más emblemáticas del escultor y que le abrió el camino hacia el éxito, obra de un gran naturalismo, y con la que consiguió una medalla de primera clase, y que presentó en diversos certámenes consiguiendo los máximos elogios de la crítica; -París 1894-1906: Obras de Salón (Cristina Rodríguez Samaniego), su vuelta a París, donde permanecerá doce años, momento más productivo del artista, el conocer los lenguajes más innovadores, participa en numerosas exposiciones colectivas, obras destacadas. El segundo apartado se centra en la presencia de la obra escultórica del artista en diferentes instituciones museísticas: -Miguel Blay en el Museo de Arte de Girona, testimonio de su formación y trabajo (Carme Clusellas Pagès); -Blay y su compromiso con el Museo de la Garrotxa (Xavier Roura Pla); -Miguel Blay en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Mariàngels Fondevila Guinart); -La Colección de obras de Miguel Blay en el Museo del Prado (Leticia Azcue Brea); finalmente está la catalogación de las obras presentes en ambas exposiciones; Cronología, Bibliografía, y las traducciones al castellano e inglés.

 

En palabras de las dos directoras de ambos museos Carme Clusellas y Montserrat Mallol “...El ciento cincuenta aniversario de Miguel Blay nos ha permitido compilar en estas páginas las reflexiones y aportaciones de expertos en la obra del escultor olotí y en el arte de su época, así como reunir en papel y más, tarde, en formato digital las obras y los documentos presentes en las muestras. Finalmente, el recuerdo de las exposiciones queda impreso en las páginas de su catálogo. Os invitamos a disfrutar, a visitar las muestras  y a revisitarlas a través de la lectura de estas páginas”.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress