Fuente: MACBA
Domingo, 11 de julio de 2010
Barcelona

El MACBA descubre a Latifa Echakhch con una obra realizada para la Capella

[Img #2921]Papel de carbón, azúcar, alfombras, vasos… Cotidianos son los materiales que emplea Latifa Echakhch (El Khnansa, Marruecos, 1974) en sus obras, pero el resultado poco tiene de trivial. Naipes de la baraja española, tartrazina (un colorante utilizado como sustituto barato del azafrán) y mástiles de bandera son los tres elementos que ha utilizado para intervenir en el espacio de la Capella MACBA en la que constituye la primera exposición en España de esta artista, que ya ha presentado obra en la Tate Modern de Londres y la Kunsthalle Fridericianum de Kassel.

Echakhch presenta tres instalaciones nuevas, realizadas específicamente para este espacio, todas ellas relativas a los flujos humanos que procedentes del norte de África se han dirigido tradicionalmente a Europa y, en parte, se han asentado en España. Las tres intervenciones se presentan entremezcladas en el mismo espacio, delimitado por la nave central de la Capella MACBA.

La pieza central, Fantasia 2010, está formada por 14 mástiles de bandera, de entre 6 y 10 metros de altura, distribuidos en diferentes ángulos, con una inclinación de entre 60 y 90 grados, por todo el espacio expositivo. El título alude a la Fantasía Marroquí, alarde festivo y deportivo tradicional del país vecino, donde un grupo de jinetes cabalga y dispara al mismo tiempo sus armas de fuego, de modo que todos los tiros suenen al unísono. También hace referencia a la imagen característica de las plazas de Luxemburgo y Bruselas, donde tienen sede los organismos internacionales, frente a los cuales suele exhibirse una serie de banderas con los colores de los diferentes países representados. Desnudos de sus telas y, por lo tanto, de las enseñas nacionales, y distribuidos estratégicamente para sugerir distintas perspectivas y ritmos volumétricos, los mástiles de esta fantasía invitan a meditar sobre el carácter reversible y relativo de los símbolos nacionales y de la identidad que representan, y apelan a la idea de multiculturalidad.

En la segunda pieza, Eivissa, 2010, los naipes de la baraja española que se usan para jugar a la ronda (que da título a la exposición) tanto en Marruecos como en nuestro país asoman bajo pedazos de las plataformas de hormigón que se construyeron en la isla después de la Guerra Civil, para asentar los campamentos de los soldados marroquíes que el general Franco enroló en su ejército. La contigüidad de ambos elementos, espacios y rituales de transición entre dos países, entre dos culturas, propone relaciones dialécticas entre el juego y lo dogmático, lo compartido y lo impuesto, lo que pregona su naturaleza fluida y transitoria y lo que se impone como definitivo pero está igualmente sujeto a su propia ruina. Finalmente, las ventanas del ábside de la Capella MACBA han sido pintadas por la propia artista con tartrazina, un colorante artificial utilizado en la industria alimentaria como sustituto barato del azafrán y conocido bajo los códigos E102 o Yellow 5. El resultado es un amarillo brillante que modula la luz exterior y subraya las sugerencias intelectuales y, a la vez, la cualidad sensual característica de las instalaciones de Echakhch.
Nacida en 1974 en El Khnansa (Marruecos), Latifa Echakhch vive y trabaja en París y en Martigny (Suiza). Su obra ha sido objeto de numerosas exposiciones individuales y colectivas, en Le Magasin de Grenoble, el FRAC Champagne-Ardenne de Reims, la Tate Modern de Londres, el CAC de Vilna, la bienal ArtFocus de Jerusalén, la Manifesta 7 de Bolzano (Italia), la Kunsthaus de Zúrich y el Swiss Institute de Nueva York, entre otros centros y certámenes. Esta es su primera exposición en España.

La exposición de Latifa Echakhch en la Capella del MACBA estará abierta al público desde el 7 de julio de 2010 al 6 de febrero de 2011.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress