Martes, 18 de abril de 2017
Gijón

‘El cuerpo expuesto’, imágenes de Miriam Vega en el Museo Evaristo Valle

Enviar por email

[Img #26856]Una serie de autorretratos de una transformación corporal por efectos de la  acromegalia sufrida por la artista Miriam Vega, 31 imágenes, forman la muestra ‘El cuerpo expuesto’ de esta fotógrafa en el Museo Evaristo Valle, de Gijón. Comisariada por Araceli Corbo se divide en cuatro espacios. Miriam Vega ofrece una variedad estilística (incluida la imagen de filiación gótica o surrealista) que aplica al tratamiento visual de las distintas partes de su cuerpo (dedo, nariz, pechos…). Son imágenes de un metro por un metro aproximadamente, en blanco y negro. Junto a una bata colgada de la pared, algunas citas alusivas. Por ejemplo, esta reflexión de Spinoza: ‘Nadie sabe lo que puede mi cuerpo’. Y en los baños del museo, se presenta una instalación: la voz de la fotógrafa, palabras escritas con lápiz de rouge en el espejo, cuchadas de madera y vendas.

 

‘Empecé a fotografiarme desde el año 2012 al 2014, mientras el cuerpo crecía y menguaba: el propio cuerpo se convirtió en mi performance’, relata Miriam Vega, nacida en León el año 1980. Mostró por primera vez ‘El cuerpo expuesto’, hace casi 2 años en el Centro Leonés de Arte. Su trabajo, en el que se pueden ver analogías con el de la fotógrafa estadounidense Francesca Woodman (otra exploradora de la corporeidad), es la expresión (’balbuceo’ dice ella) de un dolor y la carne en sus mutaciones.

 

La exposición ‘El cuerpo expuesto’, de la fotógrafa Miriam Vega, se presenta en el Museo Evaristo Valle, de Gijón, hasta el 18 de junio de 2017. 

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress