José Pérez-Guerra
Sábado, 20 de mayo de 2017
Ojú con los de mi tierra

Una Academia Andaluza de la Lengua para ahondar en los hechos diferenciales

Enviar por email

[Img #27072]Sindicalistas próximos a Podemos se empeñan en que se cree una Academia Andaluza de la Lengua para defender al ‘andaluz’ en sus diferentes hablas, y para ello aspiran a que se les ceda un emblemático edificio ubicado en el centro de Sevilla: la antigua iglesia de San Hermenegildo, inmueble declarado Bien de Interés Cultural hace casi 60 años que, entre 1985 y 1992, acogió el Parlamento de Andalucía, porque según los promotores ‘se necesita un espacio que tenga un porte de Academia. No nos serviría dar charlas en la calle o en centros cívicos, ni tampoco un local en un bajo porque se le quitaría seriedad a nuestra iniciativa’.

 

Lo que se propone es elevar ‘el andaluz’ a la categoría de lengua propia, olvidando que en los dos milenios de historia, sus habitantes se han entendido en latín, árabe y castellano que derivó en idioma español. Y fue un andaluz, Antonio de Nebrija (Lebrija, 1441-Alcalá de Henares, 1522) quien escribió la primera Gramática castellana (redactada en la localidad extremeña de Zalamea de la Serena) en 1492.

 

A los políticos (y los sindicalistas son políticos que actúan en el mundo laboral, como correa de transmisión de determinados partidos) lo que más les preocupa es hacer carrera y para ello siempre es bueno crear organismos públicos con los que dominar. En Andalucía el paro debiera ser la principal preocupación, porque el desempleo en la Comunidad es de vergüenza; tampoco es un modelo la sanidad, ni la enseñanza… y en vez de afanarse en estos problemas, buscan la manera de crear una Academia de la Lengua donde colocar a compañeros o familiares, en esa estrategia de elevar los hechos diferenciadores –olvidan que la unidad es suma de diferencias- a categoría nacional o regional, y para ello las hablas son herramientas muy efectivas, porque conducen a Babelia. Después se amaña la historia y ‘tos los de la cuerda contentos’, aunque España se convierta en un conglomerado táifa donde las canonjías políticas se multipliquen y la población, la plebe/paganos, sufran las consecuencias. ‘Ande yo caliente riánse las gentes’, porque eso de la Academia en ‘Zevilla’ tiene guasa, como diría un gachó de mi tierra. ¿Y por qué la sede no la ponen en Cai o Huerba?.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress