Viernes, 27 de octubre de 2017
Barcelona

El Museo Picasso muestra el reencuentro del artista con la Barcelona de 1917

[Img #28073]En junio de 1917 Pablo Picasso llegó a Barcelona acompañando a los Ballets Rusos de Diáguilev, siguiendo a una de sus bailarinas, Olga Khokhlova a quien había conocido en Roma cuando trabajaba en los diseños de decorados y figurines del ballet Parade. La pareja permaneció en Barcelona hasta mediados de noviembre, presencia de Picasso que fue recogida en la prensa local al participar en diversos eventos culturales.

 

En la exposición, comisariada por Malen Gual, se muestra cómo Picasso se reencuentra con una ciudad en la que había vivido el cambio de siglo y abandonó en 1904 cuando marchó a París, pero que mantenía un rico ambiente cultural, momento que recoge este proyecto estructurado en diversos ámbitos expositivo: El ‘Paréntesis barcelonés’, con una Barcelona convertida en refugio de muchos artistas que huían de la guerra, cuando aparecen espacios de intermediación artística como la Sala Dalmau o las Galerias Layetanas, se publicaban revistas y se organizan salones de arte; ‘Ballets Rusos’ que ofrecen actuaciones en el Liceu; ‘Picasso turista’, el reencuentro del artista con sus amigos de juventud, el número de la revista ‘Troços’ que le dedica una nota titulada ‘Pau Picasso, turista’…; y el espacio ‘Je avais pas mal trabaillé’ con los trabajos producidos durante esta estancia junto a Olga Khokhlova: ‘Olga Khohhlova con mantilla’, ‘Fatma’, ‘Arlequín’, ‘Caballo corneado’, o ‘Paseo Colón’ u ‘’Hombre con futuro’…

 

Esta exposición con pinturas y dibujos de varios artistas y documentos personales, se presenta en el Museo Picasso Barcelona, hasta el 28 de enero de 2018.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress