Miércoles, 11 de agosto de 2010

"Max Ernst. Una Semaine de Bonté", en el Museo Nacional de Arte de México

Enviar por email

[Img #3068]Para producir los collages de “Une semaine de Bonté”, el alemán Max Ernst utilizó novelas folletinescas populares del siglo XIX, alumbrando un imaginario paralelo, desosegado, donde mezcla sueños y pesadillas. Este universo inquieto e inquietante se construye sobre la reiteración en el uso de diferentes motivos como el león, el agua, el mito de Edipo encadenado en un hombre pájaro, o las alas de dragones y ángeles que se superponen a las damas y caballeros representantes del infierno burgués, todo un mundo que se pone en escena en estos collages originales de Max Ernst, en el Museo Nacional de Arte, de México.

La exposición, comisariada por Wernes Spies, con sus 184 obras de este destacado artista, autor de un Tratado de pintura surrealista, supone un manifiesto surreal. Los collages de aquella semana de Bonté, se expusieron entre marzo y abril de 1936 en un Madrid donde sonaban tambores de guerra; pero desde entonces se mantuvieron guardados hasta que en el año 2008 reaparecieron a la luz pública. Y desde entonces se han mostrado en espacios europeos como el Albertina, en Viena; el Museo Max Erns, en Brühl, también en Hamburgo, Madrid y París, para seguir itinerancia en América; primero el MASP, de Sao Paulo, y ahora se exhibe en México, donde la exposición permanecerá abierta al público hasta el 17 de octubre.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress