Lunes, 25 de diciembre de 2017

Murillo y las metáforas de la imagen

[Img #28436]Desde la Editorial Cátedra, dentro de la Colección Grandes Temas (número 78) nos llega una cuidada novedad bibliográfica de temática artística (muy ilustrada), nos referimos a “Murillo y las metáforas de la imagen”, del que es autor el historiador del arte Benito Navarrete.

 

Un nuevo libro que se suma a los acontecimientos del IV Centenario del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo, el pintor más internacional del barroco sevillano; así tenemos que se encuentra estructurado en cuatro amplios capítulos, así tenemos: -Murillo ante la imagen, donde se analiza la visión que el pintor quiso dar de si mismo y el tipo de visión sagrada: Murillo y la imagen religiosa, los temas religiosos fueron el vehículo para promocionarse y a la vez para sus clientes para perpetuarse, -El artificio del naturalismo como proceso de inculcación, busca referentes entre sus allegados, el naturalismo o sensación de realismo fueron dos factores claves en su pintura para llegar con facilidad al público, obras que generan sensaciones y malentendidos en el caso de obras de temática más popular, el juego con la respuesta del público es algo indisociable en su obra, -La construcción de sus imágenes visuales: retórica del gesto e imagen recurrente: Murillo y la imagen recurrente, toda una serie de fuentes que le sirvieron de inspiración para sus obras, son analizadas en este apartado; -Persuadidos y seducidos: Murillo y sus promotores, su vinculación con la red social sevillana para aumentar éxito vino a través de su vinculación con alguna hermandad, como la de Nuestra Señora del Rosario de la cual fue miembro activo hasta su muerte, un entramado social para obtener encargos pictóricos, se analizan las figuras de toda una serie de personajes que fueron claves a lo largo de su trayectoria, y de los cuales sacó buen partido, obteniendo numerosos encargos, Murillo y los canónigos del cabildo catedralicio, las obras que hizo para el recinto catedralicio, su relación con el canónigo Justino de Neve y los encargos que obtuvo, Pinturas por su devoción a los capuchinos, Miguel de Mañara y la Caridad, Nobles, funcionarios y comerciantes seducidos por su arte; -Arte e ilusión: Murillo y la escenografía.

 

En palabras del autor “Probablemente debiéramos comenzar este ensayo con una advertencia. Si lo que el lector espera encontrar detrás de este trabajo es una biografía o un catálogo de la obra de Murillo, sentimos adelantarle que va a quedar defraudado... Sin embargo, si lo que el lector desea es adentrarse en los recursos que le hicieron construir su pintura y/o en los resortes que le movieron a desarrollar su arte provocando respuestas en el público de su tiempo y del nuestro, le invitamos a que siga leyendo estas páginas. Eso sí, con el riesgo de constatar que haya caído en sus manos un ensayo subjetivo y, como todo trabajo parcial, marcado por una premisa: Murillo es un artista por descubrir en la visualidad de sus imágenes..Intentamos ir a “contrapelo” como diría Walter Benjamin, contra su tiempo, para analizar su obra desde el nuestro, con toda la riqueza de impresiones y sensaciones que su pintura ha despertado en todas las épocas, porque Murillo ha sido y es un artista utilizado por la Iglesia, por sus propios promotores, por los políticos y por su público. Murillo llega porque tiene aura, sus imágenes son aparentemente fáciles y esa facilidad, producto de la tiranía de lo visible, es la que se torna en un misterio que ojalá hayamos sido capaces de desentrañar al menos en parte...”  

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress