José Pérez-Guerra
Martes, 13 de marzo de 2018

La Historia se distorsiona si se mira o estudia con gafas empañadas de ideología

[Img #28929]La Sala Capitular de San Miguel de los Reyes, de Valencia, acoge la exposición ‘Fidelidades a contracorriente. El mundo de los Martínez Guerricabeitia’ con más de 200 piezas entre publicaciones, carteles, cuadros y hasta expedientes penales de los hermanos José y Jesús, que simpatizaron uno con el comunismo y el otro con el anarquismo, sufriendo ambos la represión franquista, por lo que tuvieron que exiliarse. José fundó en París la editorial Ruedo Ibérico que, desde un compromiso comunista, publicó trabajos sobre la izquierda española, la ETA, el anticapitalismo… Y Jesús marchó a Colombia donde se destacó como coleccionista de arte, entre cuyas obras no faltaban las del valenciano Josep Renau, cartelista de lujo exiliado en México que finalmente se instaló en la República Democrática Alemana donde detrás del muro no le interesó el sufrimiento de una población macerada por el comunismo, sino plasmar sus glorias.

 

Y esta exposición que se presenta como ‘labor cultural contra los totalitarismos’, se olvida del comunismo que, desde su instalación en la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) convirtieron el imperio de los antiguos zares en un ‘paraíso’ exportable al mundo entero; y para eso se eliminaron a quienes no eran de recibo: millones de asesinatos.

 

Y esta ‘memoria histórica’ de los hermanos Martínez Guerricagoitia, se presenta a bombo y platillo con aportaciones del Archivo Histórico de Valencia, la Biblioteca de la Universidad, el Archivo del Reino, el General de la Administración y el IES nº 1 de Requena. Exposición que documenta un tiempo en que Europa estuvo sometida a regímenes totalitarios, desde el hitleriano alemán (NAZIonal socialismo de los Trabajadores) y el fascismo de Mussolini (de raíz socialista) al franquismo que se instala en España tras la Guerra Civil, enfrentamiento generado por la ideología totalitaria que desde el primer momento fue el proyecto republicano (con Rusia como faro) que dividió a los españoles entre buenos y malos… Pero en esta exposición se sigue propiciando esa división, y se trata de leer la historia con ‘gafas’ salpicadas de política, y manchas de sangre… En la biblioteca del padre de los Martínez Guerricagoitia estaba el retrato de Marx; el hijo Jesús simpatizaba con el comunismo, José con el anarquismo… todos ellos como se ve ‘muy demócratas’…

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress