Domingo, 12 de septiembre de 2010
Barcelona

“La edad de la oscura razón", de Irene Bou, en Artevistas

[Img #3256]Rostros sin piel en los que ojos, boca, nariz o facciones se deforman, y casi desaparecen reflejando la impotencia del ser humano, consciente de su naturaleza. Porque lo que la artista venezolana Irene Bou recrea es un mundo irracional donde la personalidad no aflora. Son imágenes anónimas; la sinrazón que prende entre la idea y la fantasía. Fantasías que Irene esboza, dibuja y colorea como se pone de manifiesto en la exposición abierta en la Galería Artevistas, con el título “La edad de la oscura razón”.

Es un conjunto de obras realizadas recientemente, en las que la autora, movida por su inquieta sensibilidad busca una salida a través de la pintura, del carboncillo, del barniz, el acrílico o el mural para crear sus mundos sobre las superficies pictóricas, con cualquier cosa que tenga a mano. Traza, dice, “desde mi desquicie, hasta el aleteo de cualquier mariposa. Un nuevo tiempo con conciencia de mi lado oscuro que se mezcla con un mundo casi mágico”.

En las realizaciones de Irene Bou la cordura y el delirio son maneras de ver, e interpretar, las imágenes de un sendero que discurre entre el pensamiento y la paranoia; entre la razón que alienta humanidad, y las sinrazones que deshumanizan una larga historia con la prehistoria del enigma y la protohistoria repleta de mitos, cuando los seres empezaron a pensar que podían tutearse con divinidades. En ese trayecto Irene Bou se cruza con rostros deformados de figuras sin identidades, como fantasmas que también sangran.

La exposición “La edad de la oscura razón”, de Irene Bou, en la Galería Artevistas, Pasaje del Crédito 4, seguirá abierta hasta el 17 de octubre.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress