Miércoles, 15 de septiembre de 2010
Madrid

Victor Brauner (1903-1966) en la Galería Guillermo de Osma

[Img #3277]Fue uno de los surrealistas más destacados de su generación. La aventura creativa del rumano Víctor Brauner se desarrolló principalmente en París donde, desde la década de los treinta, pintó su poética, primero bajo el influjo del maestro de ceremonia Andre Breton y después en la posguerra, emancipado del grupo surreal, al igual que le sucediera a Salvador Dalí, trazando visiones sin sujetarse a la ortodoxia de grupo. Ahora, la Galería Guillermo de Osma presenta una muestra con sus criaturas oníricas, dibujos que visionan inquietudes, personas, animales o plantas; una muestra que, posteriormente, se exhibirá en el Museo de Bellas Artes de Asturias desde la referencia de su amistad con el artista asturiano Luis Fernández.

Victor Brauner (1903-1966) se da a conocer en 1927, iniciando una actividad creciente como pintor, poeta y hasta mago de un mundo simbólico que fue perfilando en sus dibujos y pinturas. Su relación con España tiene los nombres de Luis Fernández, y Óscar Domínguez quien, en una discusión con Esteban Francés, al arrojarle un vaso, éste lo esquiva e impacta en el rostro de Brauner, dejándolo ciego de un ojo. Pero se impuso a la desgracia y se mantuvo en su proyecto creativo hasta los sesenta; una obra altamente representativa del mundo surreal que en España solo se ha dado a conocer en contadas exposiciones: galerías madrileñas Lola Velasco y Levy. De ahí el interés que suscita la exposición organizada conjuntamente por la Galería Guillermo de Osma, de Madrid, donde se mostrará hasta el 12 de noviembre, para exhibirse posteriormente en el Museo de Bellas Artes de Asturias, Oviedo, del 25 de noviembre al 9 de enero de 2011.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress